Una Liga de tres

Tres únicos aspirantes al título, Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid

Diego Costa, Leo Messi y Cristiano Ronaldo

deportes

| 13.01.2014 - 13:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Liga BBVA llega a su ecuador convertida en un torneo con tres únicos aspirantes al título, Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid, un ramillete de conjuntos en busca de Europa y otro nutrido grupo que lucha por la salvación.

Pese a sufrir ciertos trompicones, a no encontrar la línea de juego ansiada, el Real Madrid sigue enganchado a la lucha a tres puntos, tras el empate a cero registrado en la última jornada en el Vicente Calderón.

La progresión del Atlético de Madrid del argentino Diego Pablo Simeone es tan constante como solvente y su crecimiento le ha permitido ser, hoy por hoy, la principal alternativa a la tiranía del Barcelona, y a convertir una Liga de dos en otra de tres.

DOMINIO AZULGRANA

El conjunto azulgrana, pese al cambio en el banquillo, a la siempre complicada llegada de un nuevo técnico, en este caso el argentino Gerardo 'Tata' Martino, sigue dominando la Liga y la ha liderado de principio a fin.

Ni siquiera la baja a finales de 2013 y principios de 2014 de su gran referencia, Leo Messi, e incluso la adaptación de su principal contratación, Neymar, ha mermado un ápice el potencial barcelonista.

Actores habitualmente instalados en un segundo plano, como el chileno Alexis Sánchez o el propio Pedro Rodríguez, supieron recoger el testigo y tirar del carro de un conjunto que con Martino ha recuperado virtudes como la alta presión y que dispone incluso de más alternativas al juego de combinación que caracterizó la exitosa etapa de Pep Guardiola e incluso Tito Vilanova.

El Atlético de Simeone es un equipo reconocible, competitivo y solvente. Pese a la marcha al Mónaco del colombiano Radamel Falcao ha contemplado la explosión goleadora del hispano brasileño Diego Costa, que se atreve a pugnar por el título de máximo goleador con el portugués Cristiano Ronaldo.

AT. MADRID, UN EQUIPO AL 110%

El conjunto del Vicente Calderón, con la confianza por todo lo alto tras ganar la pasada Copa del Rey y regresar a la Liga de Campeones, ofrece una alternativa convincente, de peso. De hecho, no ha perdido ninguno de los tres partidos jugados ante el Barcelona, los dos de la Supercopa veraniega y el de la última jornada de esta primera vuelta. Alcanzar los 50 puntos en una mitad liguera es todo un éxito y un logro.

El Real Madrid comenzó a perder terreno en El Madrigal ante la revelación de la temporada, el Villarreal, luego fue derrotado en los duelos ante Barcelona y Atlético, y perdió más fuelle en El Sadar. No obstante, en todos sus desplazamientos salvo en Almería, ha sufrido sobremanera para sacar los partidos adelante.

Pese a ello, curiosamente el conjunto del italiano Carlo Ancelotti, con la excepción de sus enfrentamientos ante Barcelona y Atlético de Madrid, ha sacado más puntos que estos en el resto de partidos y gracias a ello sigue dependiendo de sí mismo.

LA LUCHA POR LA CHAMPIONS

El Athletic, amparado en el embrujo del nuevo San Mamés, es a día de hoy el equipo que cierra la zona de la Liga de Campeones pese a la oposición del Villarreal y la Real Sociedad, que han tenido unas trayectorias ligeramente opuestas, ya que el cuadro castellonense comenzó mejor que el donostiarra, reencontrado consigo mismo en el último mes y medio.

El Sevilla, pese a su irregularidad, a las dudas exhibidas, tiene su objetivo europeo cerca, bastante más de lo que hace poco parecía. No así le ocurre al Valencia, la gran decepción del momento esta temporada, lo que le costó el puesto al serbio Miroslav Djukic y propició la llegada de Juan Antonio Pizzi.

Los valencianistas, tras caer ante el Celta en Vigo en el último partido, tienen ahora mismo más cerca el descenso que Europa y están igualados a puntos con equipos cuyo objetivo está cifrado en la permanencia, como Granada, Levante y Getafe.

EL DECENSO, AL ROJO VIVO

En la lucha por la vida, el Betis deberá cambiar por completo. Tiene la salvación a siete puntos y ni siquiera el relevo de Pepe Mel por Juan Carlos Garrido ha servido de revulsivo. El club busca recomponer la situación con nuevos jugadores, como el brasileño Leo Baptistao, pero todo ha de cambiar por completo.

El Rayo Vallecano y el Valladolid son los otros dos equipos que descenderían a día de hoy y aunque por momentos las sensaciones han sido adversas, lo cierto es que la salvación -el Elche- la tienen a tan solo dos puntos.

El cuadro ilicitano de Fran Escribá, uno de los recién ascendidos, ha dado la cara, ha mostrado buenas cosas pero está inmerso en la zona de riesgo, justo por detrás del Almería y el Celta, lastrados por su flojo rendimiento como locales.

El Málaga es la otra gran decepción por el momento. Aunque el alemán Bernd Schuster advirtió de que la plantilla había perdido potencial, su ubicación -decimocuarto- dista mucho de lo esperado y del potencial.

Osasuna, que comenzó con José Luis Mendilíbar pero rápidamente contó con Javi García como entrenador, ha enlazado dos empates y dos victorias y ha se ha escapado de la quema, y ya es decimotercero con cinco puntos de renta tras el Espanyol del mexicano Javier Aguirre, único capaz de ganar este año al Atlético de Madrid.