Una lección de Iniesta lleva al Barça hasta octavos de final

El Barcelona golea a domicilio al Panathinaikos por 0 - 3

Un partido mil veces repetido para el Barça, que volvió a medirse contra un equipo parapetado

deportes

| 24.11.2010 - 22:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Con una sublime lección de Andrés Iniesta y contando con Pedro Rodríguez como estilete, el Barcelona goleó a domicilio al Panathinaikos (0-3), lo que le valió su clasificación, y como primero de grupo, para los octavos de final de la Liga de Campeones. El jugador, que jugó en su posición natural de interior por la izquierda, estuvo a un gran nivel. Intervino en dos tantos y se convirtió en el alma del Barcelona, que hoy recuperó a Pedro Rodríguez como goleador, puesto que el tinerfeño anotó dos tantos y ofreció un gran nivel.

El mérito de los azulgrana es que goleó a un rival necesitado de sumar puntos para no quedar fuera de Europa, pero la superioridad del Barcelona fue incontestable y volvió a ganar un partido como visitante en Europa once meses después (1-2 Dinamo Kiev, diciembre 2009).

Al gato y al ratón, un partido mil veces repetido para el Barça, que volvió a medirse contra un equipo parapetado, que lo confía todo en una contra de su único punta, en este caso Djibril Cissé, un delantero que está en racha y que con Jesualdo Ferreira ha estrenado capitanía en detrimento de Gilberto Silva.

La entrada de Adriano y Mascherano en la alineación fueron los guiños de Guardiola a su alineación pensando en el clásico del próximo lunes. A su equipo se le vio paciente, pero que tampoco le exigió demasiado a los azulgrana.

Antes del inicio, el Barcelona ya sabía que una victoria le daba la primera plaza del grupo, después de la derrota del Copenhague en Kazán (1-0), pero no salió con una marcha de más y no se desesperó, a

El partido lo tuvo absolutamente controlado el equipo de Guardiola. En cuanto aumentaba su velocidad de circulación, la integridad de la meta de Tzorvas peligraba y así ocurrió en los últimos ocho minutos del primer tiempo.

En ese espacio de tiempo, el Barcelona apretó el acelerador y pudo golear. Villa no concretó un buen pase de Adriano (m.37) ni una 'delicatessen' de Iniesta (m.41) y se encontró con el meta en un gran disparo (m.44). Después Pedro (m.44) tuvo cerca el gol, mientras que una jugada de 'playstation' de Messi (m.46) tampoco encontró rematador tras un pase de la muerte.

A pesar de la necesidad de Panathinaikos, el equipo de Ferreira no apuró la situación en la segunda mitad. Sólo tenía la conocida jugada al espacio para Cissé, pero el francés estaba más veces en fuera de juego que en posición de crear peligro.

El Barça fue a lo suyo. En cuanto se lo propuso, finiquitó el partido, con una actuación estelar de Andrés Iniesta. El manchego intervino en el segundo y en el tercer gol y contó con la complicidad de Adriano Correia, que estuvo muy participativo desde la banda izquierda.