Un total de 800 efectivos velarán este miércoles por la seguridad del derbi

deportes

| 11.04.2012 - Actualizado: 16:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 800 efectivos, entre seguridad pública y privada, componen el operativo especial establecido de cara al partido de fútbol Atlético de Madrid-Real Madrid, que se celebra este miércoles, en el estadio Vicente Calderón, y que ha sido declarado de alto riesgo por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el deporte.

Según ha informado la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, a este derbi, ya tradicional en la Ciudad de Madrid, se prevé la asistencia de más de 50.000 aficionados, que se darán cita en el estadio de la ribera del Manzanares, revistiendo además un especial interés por la trascendencia de su resultado en el momento actual de la Liga.

El operativo especial está coordinado por la Delegación del Gobierno, en cuya sede se ha celebrado esta martes una reunión en la que han participado los responsables de la Jefatura Superior de Policía, Policía Municipal, Seguridad de ambos clubes y servicios sanitarios y asistenciales (Samur, Cruz Roja y Protección Civil).

El dispositivo policial lo integran efectivos de Policía Nacional con sus respectivas Unidades de Intervención Policial (UIP), caballería, motos, guías caninos, radio patrullas y helicópteros, además de agentes de la Policía Municipal y de la seguridad privada del estadio.

El despliegue policial se iniciará a primera hora de la tarde del miércoles en los alrededores del estadio, vigilándose especialmente los lugares de concentración de los seguidores más radicales de ambos clubes que, tras su llegada al estadio serán custodiados por los agentes, y se les acomodará en sectores opuestos del recinto futbolístico.

El dispositivo se mantendrá operativo antes del comienzo del partido, durante su celebración y una vez finalizado. Todas las puertas de acceso al estadio estarán vigiladas para evitar la introducción de objetos prohibidos por la Ley del Deporte en los recintos deportivos.