Un millar de agentes velarán por la seguridad del Clásico

deportes

| 10.12.2011 - 10:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un millar de agentes de la Policía Nacional velarán mañana por la seguridad durante el partido de Liga que se disputará en la capital entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona, un enfrentamiento calificado de Alto Riesgo, según ha informado a Europa Press fuentes de la Delegación de Gobierno.

El departamento que dirige Dolores Carrión será el encargado de coordinar el dispositivo tras la reunión mantenida con los responsables de la Jefatura Superior de Policía Nacional, Policía Municipal, Servicios Sanitarios y Asistenciales, y representantes de seguridad del Real Madrid.

El despliegue policial tiene como objetivo garantizar el normal desarrollo del partido de fútbol que se disputará mañana sábado, a las 22 horas, en el estadio Santiago Bernabéu, entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona, que ha sido declarado de alto riesgo.

El dispositivo policial lo integran efectivos de Policía Nacional con sus respectivas Unidades de Intervención Policial (UIP), caballerías, motos, guías caninos, radio patrullas y helicóptero, además de agentes de Policía Municipal y de efectivos de la seguridad privada del propio estadio.

El dispositivo de seguridad, que contará con los servicios sanitarios y asistenciales de Cruz Roja, Samur y Protección Civil, estará operativo antes, durante y después del partido.

El despliegue se activará a primera hora de la tarde del sábado coincidiendo con la llegada de los aficionados azulgranas, que serán acompañados por la policía hasta su llegada al estadio, donde serán acomodados en sectores opuestos a los ocupados por los aficionados madrileños.

Horas antes del partido, un despliegue policial por los alrededores del Santiago Bernabéu, vigilará especialmente los lugares de reunión y concentración de los seguidores de ambos conjuntos.

En todas las puertas de acceso al estadio, se ejercerá un control permanente para evitar la introducción de objetos, cuyo porte, exhibición o consumo, la Ley del Deporte prohíbe expresamente en todos los recintos deportivos.