Tour: Cummings se impone en la primera cita pirenaica

Contador: "Tuve que ser muy conservador"

Cummings: "De todas mis victorias, esta es la mejor"

Cummings

deportes

| 08.07.2016 - 20:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ciclista británico Stephen Cummings (Dimension Data) se ha impuesto en la séptima etapa del Tour de Francia, disputada entre L'Isle-Jourdain y Lac de Payolle sobre 162,5 kilómetros, en un primer contacto con los Pirineos en los que el veterano ciclista dejó su huella en el Aspin mientras que Greg Van Avermaet (BMC) se metió en la fuga para ampliar su maillot amarillo.

Cummings, ganador el año pasado de la 14ª etapa del Tour de Francia, sumó su segundo triunfo parcial en la ronda gala en otra exhibición en solitario en la que incluso dejó seco al Tiburón Vincenzo Nibali (Astana), quien no pudo darle caza en la subida al Col d'Aspin (1ª), primer gran coloso de esta edición, pero donde apenas hubo 'batalla' entre los favoritos.

CUARTO TRIUNFO

Con este triunfo, el Team Dimension Data suma ya cuatro triunfos de etapa en las siete disputadas, gracias a las tres conquistadas por el velocista Mark Cavendish, que además es el líder de la regularidad. El equipo sudafricano está siendo el gran dominador de esta primera semana de Tour y, sin la presión de tener que buscar la primera victoria, Cummings se fue sin miedo a por el podio.

En la general provisional, Greg Van Avermaet, que se metió en la gran fuga de hasta 29 corredores, se quedó sin opción de triunfo de etapa pero su movimiento le sirvió no solo para mantener el amarillo sino para reforzarse como líder, pues ahora tiene 6:36 sobre Julian Alaphilippe (Ettix-Quick Step) y 6:42 sobre el grueso de los grandes favoritos, que llegaron a 1:25 del belga al lago de Payolle.

Todos los aspirantes al triunfo final en París llegaron juntos a excepción de Thibaut Pinot (FDJ), quien se hundió en el Aspin, diciendo prácticamente a este Tour de Francia y dejando al aficionado galo sin uno de sus gallos.

De cara a este sábado, la octava etapa ya plenamente pirenaica partirá de Pau y llegará a Bagnères-de-Luchon tras 184 kilómetros. En el kilómetro 86 coronarán el Col du Tourmalet, de categoría Especial y una de las cumbres más míticas del Tour de Francia. El coloso abrirá la serie de cuatro puertos con el Hourquette d'Ancizan (2ª), Col de Val Louron-Azet (1ª) y Col de Peyresourde (1ª) por detrás, este último a 8 kilómetros de descenso de la meta.