Supercopa, el derbi de la revancha

Simeone: "Este Real Madrid es superior al equipo del año pasado"

Ancelotti: "Casillas juega y ya veremos los próximos partidos"

Polémica en el derbi de Copa

deportes

| 19.08.2014 - 11:24 h
REDACCIÓN

Real Madrid y Atlético de Madrid protagonizan una atractiva Supercopa de España, con cuentas pendientes y ganas de revancha rojiblancas tras la dolorosa derrota en la final de Liga de Campeones de Lisboa, cuando sobre la hora vio cómo se le escapaba el título más importante de su historia.

El primer derbi en una final del torneo más prestigioso a nivel de clubes dejó la ansiada Décima para el madridismo y heridas abiertas por curar para los atléticos. Tuvieron el triunfo en sus manos hasta que el gol de Sergio Ramos, al límite del tiempo añadido para unos y fuera del reglamentario para otros, empujó a la remontada a los de Carlo Ancelotti.

No han pasado tres meses cuando llega el reencuentro entre el campeón de Europa, un Real Madrid retocado con fichajes estelares y el brillante campeón de Liga, un Atlético de Madrid que tuvo la personalidad para finalizar la bipolaridad que marcaba el campeonato liguero español.

Vuelve a lo grande el fútbol al estadio Santiago Bernabéu. Su última visión fue lleno hasta la bandera disfrutando de la fiesta más esperada, la de la Décima. Y lo hace tras una pretemporada en la que el aspecto físico ha estado por encima de los resultados. Marcado Ancelotti por el Mundial y el retraso de sus internacionales, no ganó un solo amistoso aunque a la hora de la verdad su equipo dio el nivel en la Supercopa de Europa.

UN MADRID CON CASILLAS Y BAJO LOS MANDOS DE KROSS

La victoria sin contemplaciones ante el Sevilla dejó la mejor de las noticias para el madridismo: Cristiano Ronaldo está totalmente recuperado de sus problemas de rodilla. Su doblete en Cardiff dio el primer título de los seis a los que aspira el conjunto blanco y junto al galés Gareth Bale, el portugués asume el peso del gol a la espera de nuevos invitados.

Es un aspecto por resolver en lo que se espera una durísima final de Supercopa de España ante el Atlético de Madrid, equipo al que no fue capaz de derrotar en Liga, cayendo en las trampas tácticas de Simeone. Por eso Ancelotti asegura que la final se resolverá en el Vicente Calderón y reforzará su centro del campo para la lucha.

Todo apunta a que saldrá del once el colombiano James Rodríguez, que busca el sitio desde donde desequilibrar en un nuevo sistema para él. Y que tendrá continuidad el alemán Toni Kroos, auténtica sensación de la pretemporada blanca al asumir con naturalidad y desparpajo el mando del equipo. Ante la salida del once de James, el técnico medita entre dos opciones, Xabi Alonso para ganar fuerza en la lucha que se espera en la medular o el argentino Ángel Di María para tener mayor verticalidad.

Mientras se espera la última oferta irrechazable del Manchester United, Ancelotti cuenta con el extremo argentino. Demostró ante el Fiorentina que está enchufado y con la cabeza en el Real Madrid hasta el último día. Se ganó su presencia en la Supercopa y ser novedad de un equipo que se espera que en el resto de posiciones sea el mismo que el de Cardiff. Iker Casillas, bestia negra rojiblanca, tendrá continuidad como titular y es el elegido, de momento, por Ancelotti.

EL ATLETICO APUESTA POR MOYA

Mientras, el Atlético de Madrid después de un mes y doce días de pretemporada, con 49 sesiones de entrenamiento desde el pasado 7 de julio, entra mañana en competición con buenas vibraciones. No ha perdido ninguno de sus siete partidos amistosos, sólo ha recibido un gol y se siente preparado para la cita, el primer compromiso oficial de la campaña para el campeón de Liga, con todas sus virtudes del pasado curso.

Entre ellas, la fortaleza defensiva. El único tanto en contra encajado este verano, en un rebote contra el Wolfsburgo en Alemania, confirma la firmeza atrás del conjunto rojiblanco, con Miguel Ángel Moyá en la portería, con el esloveno Jan Oblak como suplente, y con una defensa con sólo una variación respecto al anterior ejercicio.

Se ha ido Filipe Luis, fichado por el Chelsea, pero continúan Juanfran Torres, el brasileño Joao Miranda y el uruguayo Diego Godín. Los tres serán mañana titulares junto a Guilherme Siqueira en el lateral izquierdo, según las pruebas de Diego Simeone, que optará por el brasileño por delante del argentino Cristian Ansaldi.

El Atlético también conserva su mentalidad ganadora y su potencial ofensivo, más allá de la marcha de Diego Costa, porque las llegadas del croata Mario Mandzukic y del francés Antoine Griezmann, mañana delanteros titulares en el Santiago Bernabéu, con el mexicano Raúl Jiménez a la espera, han rearmado a los rojiblancos en ataque.

Por detrás deslumbra Koke Resurrección, que corre como el que más y que juega con tantísima técnica como visión de juego, y golea Raúl García, el máximo anotador de esta pretemporada -tres tantos- y que reemplazará en la banda derecha la baja por lesión y sanción del turco Arda Turan. Los dos ocuparán los costados ante el Real Madrid.

Por dentro jugarán Gabi Fernández y Mario Suárez o Saúl Ñíguez. El buen Trofeo Carranza de estos dos últimos el pasado sábado le abrirá a alguno de los dos las puertas del once en detrimento del portugués Tiago Mendes, que parecía el elegido para la alineación, pero que, según el último ensayo, comenzará en el banquillo.

Mario Suárez ya reapareció ese día después del traumatismo craneoencefálico ante el Wolfsburgo y Saúl Ñíguez ratifica día a día su imparable progresión. Uno de los dos será titular en el Santiago Bernabéu, el escenario de un nuevo desafío para el Atlético de Simeone, que ha ganado cuatro títulos (una Liga, una Copa del Rey, una Liga Europa y una Supercopa de Europa) en dos años y medio.