Suárez, primera española que llega a los octavos del torneo desde el año 2000

deportes

| 03.09.2011 - 18:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La tenista Carla Suárez se convirtió en la primera jugadora española que alcanza los octavos de final del Abierto de Estados Unidos desde el año 2000, tras superar a su compatriota Silvia Soler por 6-0 y 6-4, en 1 hora y 11 minutos.

La última ocasión que una jugadora española alcanzó la cuarta ronda del torneo neoyorquino fue en el año 2000, cuando los consiguieron la también canaria Magüi Serna y Arantxa Sánchez-Vicario.

La ilicitana Silvia Soler saltó a la pista excesivamente nerviosa, muy atenazada en su juego, un regalo que no desaprovechó Carla Suárez, que pese a la preocupación previa al inicio del partido por sus problemas estomacales, se encontró con un encuentro más que cómodo.

Para la canaria fueron los primeros nueve puntos del partido, que en apenas un cuarto de hora se encontraba con un plácido 5-0 a su favor.

Soler-Espinosa era una sombra de la jugadora que había asombrado por su desparpajo y agresividad en los anteriores encuentros. Sus tiros se iban largos o se estrellaban contra la red, un claro síntoma de que no sentía bien la pelota como demostraron los 15 errores no forzados que cometió en el arranque del partido.

Por su parte, Carla se sentía muy cómoda desde el fondo de la pista, dominando con su derecha, y moviendo bien a su contrincante a la que finiquitó en la primera manga con un 6-0, tras aprovechar su quinta bola de set.

La jugadora alicantina, que en el último juego del primer set comenzó a demostrar claro síntomas de mejoría en su tenis, sí que compitió en la segunda manga. Silvia dispuso de hasta tres puntos de 'break' en el segundo parcial pero no los jugó bien, mientras que en el décimo juego, Carla Suárez aprovechó el primero que tuvo para cerrar el partido.

Con este triunfo, la jugadora canaria deja atrás meses de sinsabores debido a las lesiones, primero en el tobillo en 2010 y luego en el codo este año, para alcanzar su mejor clasificación en un Grand Slam desde que en 2009 llegó a los cuartos de final del Abierto de Australia.

En los octavos de final, la jugadora canaria se enfrentará a la vencedora del partido entre la alemana Andrea Petkovic (10) y la italiana Roberta Vinci (18).

Pese a la derrota, Silvia Soler ha firmado en Nueva York la mejor actuación de su carrera profesional, lo que le ha de servir para dar un salto hacia delante, como el que ha dado en la clasificación, ya que del puesto 141 de la WTA con el que comenzó el torneo avanzará cerca de 30 posiciones en la misma