Spieth concede la emoción del domingo en Augusta

Sergio García que se mantiene descolgado.

Jordan Spieth

deportes

| 12.04.2015 - 14:18 h
REDACCIÓN
Más sobre: golfSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El golfista estadounidense Jordan Spieth aguanta una renta de cuatro golpes antes de la ronda final en su implacable paso por su segundo Masters, después de una tercera jornada espectacular en un amable Augusta National que fue asaltado por Justin Rose, Phil Mickelson, Tiger Woods y Rory McIlroy, no ya por un Sergio García que se mantiene descolgado.

El joven de Texas sigue a golpe de récord en el recorrido de Bobby Jones. Aun así, un doble-bogey en el 17 dejó en cuatro la diferencia sobre Rose y cinco sobre Mickelson. La apisonadora de 21 años y 8 meses llegó a tener siete golpes de renta (empezó con cinco), pero el acoso impagable para el aficionado que se vivió pasó factura al líder.

16 BAJO PAR TRAS 54 HOYOS

A pesar de ese tropiezo final, Spieth terminó con dos bajo par y un total de 200 golpes en 54 hoyos, rompiendo el récord de Raymond Floyd en 1976. Amenazando con la mejor actuación en la historia de Augusta, Spieth afrontará el domingo por segundo año consecutivo como líder. El joven yanqui busca su primer major, pero tendrá que aguantar el tipo 18 hoyos y este sábado fueron los avisos de batalla.

La ley Spieth que legisló antes del fin de semana propició un moving day con un Tiger en el mejor momento desde hace más de un año. El californiano, en su primer torneo tras dos meses, dio un salto en su regreso pero se quedó a medias por una mala segunda vuelta. Al final, un menos cuatro que él mismo confesó debió ser bastante más bajo. A pesar de ello, Woods -con menos seis- tendrá que jugar el partido de los mortales con McIlroy.

El número uno tuvo el eagle en todos los par cinco, sólo lo logró en el 2, pero también cedió en los hoyos finales. El norirlandés jugó agresivo y demostrando que no se quedó tan lejos de culminar el Grand Slam. Además, el sábado en Augusta dejó la exhibición del ganador del US Open en 2013 Rose y un golfista con tres Chaquetas Verdes como Mickelson, quienes están más cerca de Spieth, a cuatro y cinco golpes.

El inglés, que ganó su único major en el durísimo recorrido de Merion, ascendió hasta el partido estelar del domingo con cinco birides en los últimos seis hoyos. También Lefty realizó un despliegue de birdies con su momento álgido en el hoyo 16. El de San Diego cedió un bogey a continuación y terminó el día con menos cinco. Charley Hoffman, que sigue ahí desde el estreno, saldrá el domingo con Mickelson un golpe peor.

Por su parte, la baza española de Sergio García se mantiene en el límite del Top 20 después de una jornada con tres bogeys que lastraron sus buenos momentos. No es un secreto la mala relación entre Augusta y el de Borriol, pero siempre hay algún atisbo de esperanza. Emparejado en un morboso partido con Tiger, el castellonense bajó del par, insuficiente para un sábado de grande.