Simeone y la revitalización del derbi

Tres victorias desde que se sienta en el banquillo rojiblanco tras 14 años de no ganar

deportes

| 10.09.2014 - 16:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El estadio Santiago Bernabéu enfrentará el próximo sábado a Real Madrid y Atlético en un derbi revitalizado con el argentino Diego Simeone en el banquillo del equipo rojiblanco, desde el que ha ganado al eterno rival en tres ocasiones para saltar una barrera que había sido insuperable durante catorce años.

Ha sido otro reto completado por el técnico, que acabó con ese peso insoportable en cada duelo ante el conjunto blanco, pero que, sobre todo, ha lanzado al Atlético a la época de más éxitos de su historia con un deslumbrante palmarés en el que ha conquistado todos los títulos salvo la Liga de Campeones, de la que fue subcampeón el pasado 24 de mayo en la final ante el Real Madrid.

PASO ADELANTE DEL ATLETI

Una Liga Europa (2012), una Supercopa continental (2012), una Copa del Rey (2013), una Liga (2014) y una Supercopa de España (2014) lucen en la lista de trofeos del equipo dirigido por Simeone, los tres últimos en competencia directa con su eterno rival, que había gobernado el derbi durante más de catorce años y medio.

Desde el 30 de octubre de 1999, en 25 choques consecutivos con 19 victorias del Real Madrid y seis empates, hasta el 17 de mayo de2013, en la final de la Copa del Rey ante ese adversario disputada en el Santiago Bernabéu, el día que este Atlético dio un paso adelante definitivo para sentirse capaz de competir contra cualquier rival.

"Gran partido. Una extraordinaria victoria. Me viene a la mente Futre, que escribía que era imposible contar lo que se siente (trasganar la Copa de 1992). Hoy lo entiendo. Todas las imágenes que él contaba hoy se repitieron. Ganar en el Bernabéu una nueva final, empezando perdiendo y contra un equipo súper poderoso habla maravillas de este equipo. Hoy será inolvidable en el tiempo", dijo el técnico ese día, minutos después de la celebración del título.

Fue una victoria especial para el Atlético, la mejor forma para responder a derbis y derbis de constantes frustraciones, y el fin de una racha que ya parecía eterna en la mente de los jugadores y los aficionados del club rojiblanco, con el que 103 futbolistas disputaron ese choque entre 1999 y 2013 sin ningún triunfo.

SE REAVIVA LA LLAMA

Ese momento reavivó los duelos entre ambos equipos, mucho más atractivos, más equilibrados, con más tensión y más pasión que en laprimera década del siglo XXI. Desde entonces, se han enfrentado en siete ocasiones más, con dos victorias del Atlético, tres triunfos del Real Madrid y dos empates.

El más recordado es la final de la Liga de Campeones del pasado 24 de mayo, con el 1-1 en el minuto 93 con un testarazo de Sergio Ramos, que equilibró el 0-1 del uruguayo Diego Godín, y después con un 1-4 incontestable en la prórroga del equipo blanco sobre el rojiblanco, sin capacidad de reacción física y anímica al empate de su contrincante.

Otros dos encuentros entre ambos están enmarcados en otra final,la de la Supercopa de España de los pasados 19 y 22 de agosto y contítulo para el Atlético, después del 1-1 en el Santiago Bernabéu, con ambos tantos en el tramo final, y del 1-0 en el Vicente Calderón con Mario Mandzukic como goleador decisivo a los 80 segundos.

Dos más fueron en la Copa del Rey durante la pasada temporada, los dos con victoria del Real Madrid (3-0 en la ida en el Bernabéu y 0-2 en la vuelta en el Calderón) y otros dos en la Liga, en la que el equipo rojiblanco se impuso por 0-1 en la primera vuelta de la pasada campaña e igualó a dos en la segunda en el Manzanares.

En total, Simeone, en sus once derbis contra el Real Madrid desdesu llegada al club como técnico a finales de 2011, presenta un balance de tres victorias, dos empates y seis derrotas, a la esperade un nuevo enfrentamiento más, otro duelo intenso y apasionante de un derbi revitalizado.

¡