Simeone: "El Calderón es parte de la historia de mi vida"

"Hablaré con Gil Marín sobre lo que nos podrá esperar en el futuro"

Diego Simeone

deportes

| 20.05.2017 - 14:40 h
REDACCIÓN

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, explicó, en la víspera del último partido oficial de la temporada contra el Athletic Club, que el próximo lunes conversará con Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del club, de lo que les "podrá esperar en el futuro".

¿Se ve con ganas de seguir siendo el líder del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano? "Siempre hemos comentado las situaciones que tenemos con el club, estamos terminando la temporada y nos juntaremos seguramente el lunes a conversar con Gil Marín y Andrea Berta en consecuencia de lo que nos podrá esperar en el futuro y, obviamente, siempre buscaremos lo mejor para el club y para todos", respondió el entrenador argentino.

"EL CAMBIO DE ESTADIO NOS VA A EXIGIR MÁS"

"Hablaremos con Miguel y con Andrea, la gente más importante, de ese crecimiento que nos deparará nuestro futuro. Las bases están, son sólidas y son seis años compitiendo de una manera extraordinaria. El cambio de estadio nos va a exigir más, nos va a obligar por la espectacularidad que va a tener este estadio y todos tendremos que dar un paso para acercarnos al tremendo estadio que nos va a recibir en septiembre", continuó el técnico.

Simeone tiene un gran cariño al Calderón: "Formará parte de mi historia. Desde los recuerdos del futbolista, maravillosos. Apenas llegué, encontré una aceptación en la gente mucho antes de que yo le haya empezado a dar cosas al club y al equipo. La primera temporada fue dura, difícil. Nos encontramos con Gil, del que tengo un grandísimo recuerdo. Me dijo el primer día que para estar en el Atlético de Madrid hay que dar el 110 por ciento", prosiguió en rueda de prensa.

"Y nos encontramos con la segunda temporada", la del 'doblete' de 1995-96, "una de las más importantes de la historia del club, ganando la Liga y la Copa". La Liga, el 25 de mayo de 1996, con un 2-0 al Albacete y un gol suyo. "Siempre me quedará ese gol como un recuerdo tremendamente emocionante. Ver venir la pelota del lado derecho, golpearla para el izquierdo, hacia el palo derecho del portero y abriendo el camino hacia un título que no llegaba desde hacía 19 años", evocó.

EL ADIÓS AL CALDERÓN

"Posiblemente sea el punto más alto emocionalmente de mi etapa como futbolista. De mi etapa como entrenador, empezar a poder ver a nuestro Atlético de Madrid en los mejores lugares. Seguramente, todavía nos quedan situaciones por mejorar, pero está claro que, tanto como futbolista como entrenador, el Calderón ha sido un lugar que quedará en la historia de mi vida", resumió.

Este domingo será la despedida de la Liga y de la competición oficial del Atlético en ese campo. "El estadio será maravilloso. La gente podrá ver el último partido de Liga, que en realidad para mí el último partido importante del Calderón ya ha pasado, que ha sido la semifinal de la Champions, donde quedamos eliminados, pero le ganamos al Real Madrid", apuntó.

"Y ya este partido pasa a terminar una etapa, que es la Liga, pero deportivamente el Calderón se cerró con el partido que jugamos en Champions", continuó el técnico. "Este año se me fueron cinco años juntos", bromeó el entrenador en ese sentido. No tendrá disponibles a seis jugadores, entre ellos cinco defensas (Vrsaljko, Juanfran, Godín, Filipe y Giménez, los dos primeros por lesión y los tres restantes por sanción) más el medio centro Augusto.

BALANCE

"Ha sido difícil, dura, desde lo de Milán para adelante. El primer partido (con el Alavés) ir ganando 1-0 en el minuto 90 y en el 93 empatarnos, luego ir a Leganés y empatar, después quince días de descanso lejos de las posiciones que son habituales para el club... 'Uff'", repasó.

"Y, a partir de ahí, a trabajar, a correr, con lesiones que no nos permitieron poder ser competitivos con más futbolistas, sobre todo las de Tiago y Augusto, que nos han creado muchos problemas, la ausencia de Oblak, que la resolvió muy bien Moyá, pero su presencia siempre es importante, la ausencia de Vrsaljko, de Juanfran, de Gaitán con el dedo después de un partido que hizo en Barcelona y que lo alejó de poder mantener el nivel...", añadió.