Simeone: "Competimos muy bien, es un valor del equipo y no lo va a cambiar"

Un partido de sanción a Raúl García, Gabi y Mario Suárez

El entrenador rojiblanco niega incidentes en el túnel de vestuarios en la Copa: "Se acentúan los detalles que les interesan, pero a nosotros sólo nos interesa el juego"

"No hice ninguna peineta al árbitro, eso es mentira"

Koke, Tiago y Godín regresan a la lista de convocados

Arda Turan, baja ante el Eibar por una contractura muscular

deportes

| 30.01.2015 - 14:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, afirmó que la visita a Eibar no será "sólo un partido de intensidad", sino que remarcó la importancia de la "calidad" en un "campo chico", y destacó la competitividad de su equipo, "un valor que no va a cambiar".

"No está nadie pensando en el partido que ya pasó (en el de Copa del Rey del pasado miércoles frente al Barcelona). Creemos que hicimos una linda Copa. El primer tiempo del otro día fue extraordinario, de fútbol puro, mucha adrenalina, un clásico partido copero y quedó ahí en ese primer tiempo estupendo contra un grandísimo rival", repasó este viernes en rueda de prensa.

"SE CERRÓ UNA ETAPA EN LA COPA Y VUELVE LA LIGA"

"Nosotros hicimos las cosas para poder competir con ellos. Se cerró una etapa en la Copa del Rey y vuelve la Liga, donde tenemos la necesidad de enfrentar a un rival con mucha intensidad y sobre todo con mucho juego para poder doblegarlo", continuó Simeone, que insistió en que jugar "contra los mejores te mejora, hoy, mañana y dentro de dos meses" en referencia al duelo con el equipo azulgrana.

"Porque te llevan a un lugar de exigencia extraordinario. Y creo que salvo el partido de Liga en el primer tiempo, en los otros dos competimos muy bien hasta el primer tiempo del otro día. Eso es un valor que tiene el equipo y no lo va a cambiar, porque esa es la identidad, la esencia, son tres años jugando así y si queremos seguir compitiendo nuestro camino es mantener esa línea y sobre todo ese juego", prosiguió tras el entrenamiento en Majadahonda.

Simeone "entiende que, de parte de la crítica, se acentúen los detalles que posiblemente les interesa a ustedes", en referencia a determinadas acciones del segundo tiempo del pasado miércoles frente al Barcelona en el Vicente Calderón, pero recalcó: "A nosotros nos interesa el juego y pensamos solamente en el partido que viene".

No echa la vista atrás el técnico sobre ese partido, tampoco en la acción del turco Arda Turan con el lanzamiento de una bota fuera del campo, supuestamente al juez de línea: "Estamos pensando en el partido del Eibar. Ahora lo único que nos importa en este momento es hacer un buen partido en un campo difícil contra un equipo que entró muy bien en Primera División y no tengo otra cosa en la cabeza".

NIEGA QUE HIZIERA UN CORTE DE MANGAS

Simeone, que respondió con "mentira, mentira, gran mentira, gran mentira" las "dos cosas que dijo Deportes Cuatro" acerca de que hizo un corte de manga al árbitro en el descanso, ya prepara el choque de este sábado contra el Eibar, en el que destacó la intensidad que requerirá el partido, pero sobre todo la calidad.

"El Eibar, más allá de su rigor defensivo y táctico, que lo tiene muy bien trabajado, tiene calidad por las bandas, experiencia en la parte ofensiva, tienen a Arruabarrena o Manu del Moral, dos tipos que juegan muy bien a la pelota, que saben jugar en espacios chicos, tienen gente en el medio que trabajan muy bien y, obviamente, conocen el campo", analizó.

"Pero no creo que sea sólo un partido de intensidad. En los campos chicos quién tiene más calidad en los espacios reducidos posiblemente saque ventaja de los controles, de alguna situación de tirar rápido... Mañana nos encontramos con un campo en el que quien mejor pueda manejar todas estas situaciones sacará partido", añadió.

El Atlético encara el duelo poco más de dos días después del encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Barcelona. "No tienen culpa los que arman los partidos. Cuando armaron los horarios de los partidos antes de jugar contra el Real Madrid (en la Copa) posiblemente pensaban que perdíamos", declaró.

"Entonces, no lo habían puesto el sábado, como hubiésemos jugado el miércoles. Justo ganamos, no se dieron cuenta y tenemos que jugar el sábado", continuó el técnico, que también fue preguntado por la competitividad en la línea defensiva del equipo, con Joao Miranda, José María Giménez y Diego Godín como opciones para dos puestos.

"Estamos muy contentos de tener los tres centrales que tenemos. Estará en mí buscarle la posibilidad a cada uno para que puedan seguir aportando todas las cosas que nos están aportando. Creemos mucho en ellos. Con Godín, posiblemente tenemos los tres mejores centrales de la Liga", concluyó.

TRIPLE SANCIÓN

El juez de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió imponer un partido de suspensión al capitán del Atlético de Madrid Gabi Fernández y a sus compañeros Raúl García y Mario Suárez.

La sanción para Gabi y Mario Suárez es consecuencia de la doble amonestación y consiguiente expulsión en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey Atlético de Madrid-Barcelona (2-3) y la de Raúl García por acumulación de amonestaciones.

El juez de Competición ha amonestado al técnico del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, por formular observaciones al árbitro, pero no ha incluido en su resolución ninguna decisión sobre la acción del jugador atlético Arda Turam en el citado encuentro, en el que el Barcelona se clasificó para las semifinales.

El colegiado extremeño Jaime Gil Manzano reflejó la acción del turco en su acta, en la que escribió que "en el minuto 48, fue amonestado por lanzar su bota fuera del terreno de juego en señal de disconformidad". El acta arbitral también incluyó la amonestación al argentino Diego Simeone por realizarle "observaciones de orden técnico" en el "túnel de vestuarios" al final del primer tiempo por la que ha sido amonestado.