Sergio Ramos, Modric y Kroos, apercibidos ante el Bayern

Bale no se entrena y deja paso a Isco

Cerca de 1.800 efectivos velarán por la seguridad

El húngaro Kassai arbitrará el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones

Robben y Sergio Ramos

deportes

| 17.04.2017 - 11:45 h
REDACCIÓN

El defensa Sergio Ramos y los centrocampista Luka Modric y Toni Kroos son los tres jugadores del Real Madrid apercibidos de suspensión, de cara a una hipotética ida de semifinales en la Liga de Campeones si este martes resuelven la eliminatoria ante el Bayern Múnich.

Preocupante es sobre todo la situación del capitán, ya que de ver una tarjeta amarilla se perdería este partido en un momento en el que su equipo no tiene demasiados recambios por las lesiones de Pepe y Varane, que le dejan a Nacho y a él solos como centrales. Por su parte, en el bando de los de Carlo Ancelotti están apercibidos el defensa Jerome Boateng y el centrocampista chileno Arturo Vidal.

BALE NO SE ENTRENA Y DEJA PASO A ISCO

El galés Gareth Bale se ausentó del último entrenamiento del Real Madrid antes de disputar el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, ante el Bayern Múnich en el Santiago Bernabéu, que se perderá por su lesión en el sóleo derecho, y deja vía libre a la titularidad de Isco Alarcón.

Las molestias que impidieron a Bale acabar el partido de ida en el Allianz Arena, no remiten y el galés sigue sin poder entrenarse con sus compañeros. Se ausentó de la sesión de trabajo del lunes, en la que Zinedine Zidane terminó de preparar los detalles de un nuevo duelo del Clásico europeo ante el Bayern.

NI PEPE NI VARANE

Junto a Bale se quedó en el interior de las instalaciones completando su plan de recuperación, el portugués Pepe y también será baja ante el Bayern el francés Raphael Varane, que ya trabaja con mayor intensidad sobre el terreno de juego y cuenta los días para regresar a la dinámica de grupo superada una nueva lesión muscular en el bíceps femoral.

Los canteranos Álvaro Tejero y Enzo Zidane reforzaron a la primera plantilla, en un entrenamiento, en el que tras el calentamiento con la presencia de los medios y las series de carrera, según informa la web a puerta cerrada se afinó la puntería con remates a centros continuos desde los costados antes de disputar partidos en espacios reducidos.

KASSAI, ÁRBITRO DEL PARTIDO

El húngaro Viktor Kassai será el encargado en arbitrar el Real Madrid-Bayern Múnich, correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Kassai, de 41 años y árbitro de UEFA desde 2003, ya arbitró al Real Madrid en los cuartos de final de la competición el año pasado ante el Wolfsburgo (3-0) y en la fase de grupos de la temporada 2014-15 ante el Liverpool (1-0), entre otros encuentros.

También fue el encargado de arbitrar la semifinal entre el Real Madrid y el Bayern de la Liga de Campeones de 2011-2012 que finalizó con un 2-1. Kassai estará auxiliado por sus compatriotas György Ring y Vencel Tóth. El Real Madrid venció en el partido de ida jugado en Múnich por 1-2.

CERCA DE 1.800 EFECTIVOS VELARÁN POR LA SEGURIDAD

Cerca de 1.800 efectivos entre policías y servicios de emergencias velarán por la seguridad antes, durante y después del partido que mañana disputarán el Real Madrid y el Bayern de Múnich, para el que se desplazarán a la capital más de 4.200 seguidores del equipo alemán.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha informado del dispositivo que se desplegará con motivo del partido de vuelta de cuartos de final de Champions League que se disputará, a partir de las 20.45 horas, en el estadio Santiago Bernabéu y que se ha concretado en una reunión de coordinación. Se espera que la mayoría de los 4.264 seguidores bávaros que acudan a Madrid para ver el partido.

La capacidad del Santiago Bernabéu en Champions League es de unos 79.000 espectadores y cerca de 1.800 efectivos velarán para que el encuentro, declarado de alto riesgo por la Comisión Estatal contra la Violencia, se desarrolle con normalidad.

DISPOSITIVO SUPERIOR AL ATLÉTICO-LEICESTER

En el dispositivo participarán efectivos de la Brigada Móvil, de Caballería, de las Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos, Subsuelo y de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como de Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes y auxiliares de seguridad del Real Madrid.

Los agentes estarán en torno al estadio y en las zonas próximas, y la Delegación recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad. También se reforzará la presencia policial en las zonas de gran afluencia turística de la capital.

Este dispositivo es superior al organizado con motivo del partido que disputaron la semana pasada el Atlético de Madrid y el Leicester City en el Estadio Vicente Calderón, considerado también de alto riesgo y antes del que varios seguidores del club inglés protagonizaron altercados en la Plaza Mayor que acabaron con ocho detenidos.