Samuel Sánchez, Horner y Cobo a la espera de la llamada salvadora

La crisis del ciclismo ha dejado en el paro a decenas de ciclistas profesionales

deportes

| 19.11.2013 - 17:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La crisis galopante del ciclismo ha dejado en el paro a decenas de ciclistas profesionales, una corriente devoradora de puestos de trabajo que no ha reparado en nombres: dos vencedores de la Vuelta, Juan José Cobo y Chris Horner, e ilustres del pelotón como Samuel Sánchez y Luis León Sánchez esperan una llamada salvadora para volver a la bicicleta en 2014.

La desaparición de equipos World Tour como Euskaltel-Euskadi, Vacansoleil y la epidemia en la categoría Continental, donde solo hay confirmados 88 equipos para 2014, cuando en 2013 había 160, hace que encontrar un puesto en el pelotón para la próxima temporada sea casi un milagro.

Las plantillas están prácticamente cerradas, pero si algún equipo encuentra un puñado de euros está a tiempo para encontrar desde campeones de grandes vueltas hasta campeones olímpicos, escaladores de postín o reconocidos rodadores.

EL ÚLTIMO GANADOR DE LA VUELTA, EN PARO

En la lista de disponibles hay nombres sonoros. Sin ir más lejos, el del estadounidense Chris Horner, de 42 años, vencedor de la Vuelta y con ganas de seguir sonriendo en los principales podios. Su representante, Michael Rutherford, no entiende cómo no le llegan ofertas, pero aguantará hasta el límite para seguir al máximo nivel, en un equipo del World Tour.

Ganar una grande no garantiza nada. Tampoco ser el líder de un equipo y tener en el palmarés una medalla de oro olímpica. El asturiano Samuel Sánchez (35 años) es otro gran nombre sin equipo. Ha pasado de tener la garantía del contrato con Euskaltel hasta 2015 a buscar un equipo que hasta el momento no ha llegado.

Sin dorsal asegurado para 2014, el campeón de Pekín 2008 pasa por un momento marcado por la tristeza y la decepción. Quiere seguir en activo y no piensa en anticipar una retirada que para él sería un drama, ya que aún se siente con mucho ciclismo en las piernas.

El fallido proyecto del piloto Fernando Alonso para entrar con un equipo en el World Tour fue otro golpe duro para el aún corredor del Eusakltel, que escucha ofertas sin sentirse atraído por ninguna de ellas.

También se encuentra en dificultad Juan José Cobo (32 años), ganador de la Vuelta 2011. El cántabro, después de dos temporadas grises en el Movistar, vive en la incertidumbre. Hace dos años batió a Chris Froome y ahora se encuentra sin equipo.

LUIS LEÓN SÁNCHEZ, SIN TRABAJO

Cierra la lista de nombres ilustres el murciano Luis León Sánchez, en un año marcado por las desgracias, ya que su exequipo, el Belkin, le apartó de la competición por presunta implicación en la Operación Puerto. Su palmarés, con 4 etapas del Tour y 4 títulos nacionales contrarreloj, no ha sido suficiente para encontrar acomodo en la élite en 2014.

España es un país especialmente azotado por el paro. A los nombres de Samuel y Cobo hay que añadir a las víctimas de la desaparición del Euskaltel. Solo de la escuadra naranja esperan el milagro de última hora ciclistas como Igor Antón, Rubén Pérez, Jorge Azanza, Pablo Urtasun, Ricardo García, Egoi Martínez, Jon Aberasturi, Miguel Minguez, Juanjo Oroz, Adrián Sáez de Arregi y Gorka Verdugo.

Entre los foráneos tampoco faltan corredores de los que suenan con fuerza en el pelotón internacional. Horner es el ejemplo más simbólico. Del podio de Cibeles al paro.

También se arriesgan a colgar la bicicleta o negociar un contrato bajo en un equipo de menor categoría inferior corredores como el francés Brice Feillu, el australiano Allan Davis o el ruso Vladimir Karpets, todos incluidos en una lista de 60 corredores.

Entre todos ellos, solo algunos encontrarán una salida de última hora, pero otros deberán colgar la bicicleta, camino que ya han emprendido los españoles Mikel Astarloza, Juan Antonio Flecha y Xavier Florencio, el italiano Marco Pinotti y el ruso Denis Menchov, entre otros dentro de una lista de 20 bajas.

Ante la desesperación también surge la imaginación sin límites. El holandés Bobbie Traksel, ex Vacansoleil, ha lanzado una campaña en facebook para sacar un equipo "low cost" que al menos mantenga unos cuantos puestos de trabajo.

"¡Es nuestra última oportunidad¡, dice el llamamiento de Traksel dirigido a organismos, empresas y particulares para que se unan. Parece que el grito ha surtido efecto. Necesita 600.000 euros y solo le faltan 75.000 para sacar adelante el proyecto. Eso si, los corredores no serán ni mileuristas: cobrarán 759 euros al mes.