Sagan logra al fin su triunfo en el Tour

Impey mantiene el amarillo

Contador: "Las sensaciones dirán si salgo ofensivo o conservador"

'Purito' Rodríguez: "La etapa de Pirineos la tengo marcada, es de las bonitas"

deportes

| 05.07.2013 - 16:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El corredor eslovaco Peter Sagan, del Cannondale, se ha adjudicado la séptima etapa del Tour de Francia del Centenario, disputada entre Montpellier y Albi sobre 205,5 kilómetros, tras batir al sprint al alemán John Degenkolb (Argos-Shimano) y al italiano Daniele Bennati (Saxo-Tinkoff).

En una etapa que se anunciaba tranquila, en vísperas del inicio de la alta montaña pirenaica, el equipo Cannondale de Sagan, al que se le escapaba el triunfo tras haber cruzado en tres ocasiones la meta en segunda posición, efectuó un golpe maestro.

Aprovechó el ascenso a la cota de la Croix de Mounis, de segunda categoría pero con rampas de hasta el 15 por ciento de desnivel, para tensar la carrera y sacar del grupo de favoritos a los tanques del pelotón, que sufren cuando la carretera se pone cuesta arriba.

La táctica funcionó y los hombres de verde lograron distanciar a Cavendish y Greipel, que se habían impuesto en las dos llegadas masivas que había habido hasta ahora.

PERSECUCIÓN DEL CANNONDALE

A partir de ahí, se inició una persecución entre los hombres del Omega y del Lotto por detrás y los de la Cannondale por delante. La renta rondo en todo momento los dos minutos mientras los kilómetros caían del lado del eslovaco, que se mantenía como el principal favorito del grupo de cabeza.

A falta de menos de 50 kilómetros para el final, los perseguidores abandonaron su intento de alcanzar al pelotón de los favoritos, que casi hasta el final siguió lanzado al ritmo de la Cannondale para ir abortando todos los intentos de fuga.

Cayeron primero el francés Blel Kadri y el alemán Jens Voigt, que habían protagonizado la primera fuga de la jornada, y más tarde el belga Jan Bakelants, el español Juan José Oroz y el francés Cyril Gautier, que lograron alargar la aventura hasta que solo quedaban 3 kilómetros para el final.

En ese momento Sagan mostró que era el más fuerte de los supervivientes. Degenkolb trató de sorprender al eslovaco, pero Sagan no estaba dispuesto a dejar escapar una nueva victoria, algo que le sucedió en la segunda etapa, en la tercera y en la sexta.

Con el triunfo de Sagan, todos los grandes llegadores han sumado su triunfo en el presente Tour. Kittel, Cavendish y Greipel habían ganado ya una provisional.

El Tour pone este sábado rumbo a los Pirineos, con la primera llegada en alta montaña, en la estación de Ax 3 Domaines, de primera categoría, tras ascender el puerto de Pailhères, especial.