Rubio se exhibe; Abrines, mejor que Marc; Ibaka, lesionado

Doble-doble del base de los Timberwolves (10 puntos y 17 asistencias)

Ibaka: "Para mí, estar en la selección o no es como una partida de póker"

deportes

| 12.01.2017 - 09:34 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
51.5%
No
48.5%

El base Ricky Rubio siguió con su mejor versión de director del juego ofensivo y esta vez lo hizo ante el escolta James Harden, especialista en triples-dobles de los Rockets de Houston, que sucumbieron ante la magia del internacional español que ayudó al triunfo (119-105) de los Timberwolves de Minnesota.

La victoria permitió a los Timberwolves romperle a los Rockets racha de nueve triunfos consecutivos y fue posible gracias a la brillante actuación de Rubio que aportó doble-doble de 10 puntos y 17 asistencias, su mejor marca en lo que va de temporada en esa faceta del juego, y empató la de profesional.

Rubio que disputó 35 minutos siguió sin tener el mejor toque de muñeca en los tiros de campo al anotar 1 de 5 intentos, y falló los dos que hizo desde fuera del perímetro. El jugador de El Masnou maquilló su aportación ofensiva al estar perfecto desde la línea de personal con 8 de 8.

Rubió también capturó tres rebotes defensivos, recuperó 1 balón, perdió otro y cometió dos faltas personales además de ganarle el duelo individual al base de titular de los Rockets Patrick Beverley. El internacional español superó a Harden en el duelo de asistencias al conseguir cinco más que las 12 que logró la estrella de los Rockets, que también tuvo doble-doble con 33 puntos.

ABRINES, 6 PUNTOS

Mientras que en los dos duelos que hubo de jugadores españoles, el escolta-alero novato Álex Abrines se impuso en el juego individual y su equipo de los Thunder de Oklahoma City al pívot Marc Gasol y los Grizzlies de Memphis.

Los Thunder se impusieron por 105-95 a los Grizzlies y Abrines como reserva volvió a jugar 17 minutos de calidad como reserva al aportar seis puntos tras anotar dos de los tres intentos de triple que hizo, además de cometer tres faltas personales.

MARC GASOL, 9 PUNTOS, 7 REBOTES y 7 SISTENCIAS

Gasol no tuvo su mejor noche y en los 36 minutos que jugó logró sólo nueve puntos, siete rebotes y siete asistencias que al final no evitaron la derrota de los Grizzlies. El jugador de Sant Boi anotó 4 de 12 tiros de campo, falló los dos tiros de triples que intento, y acertó 1 de 3 lanzamientos de personal.

Gasol cumplió dentro de la pintura en el juego defensivo al capturar seis balones bajo el aro de los Grizzlies, recuperó dos balones y puso un par de tapones. Aunque Gasol estadísticamente hizo más aportación que Abrines, el novato de los Thunder con sus dos triples fue más decisivo a la que hora de ayudarlos a conseguir la victoria.

SERGIO RODRÍGUEZ, 2 PUNTOS Y 4 ASISTENCIAS; IBAKA, LESIONADO

También lo fue el base Sergio Rodríguez que salió como reserva y aportó dos puntos y cuatro asistencias en el partido que ganaron los Sixers de Filadelfia por 98-97 a los devaluados Knicks de Nueva York, donde jugo su compatriota el pívot novato Willy Hernangómez.

Rodríguez jugó 14 minutos en los que anotó 1 de 7 tiros de campo, falló los tres intentos de triples que hizo, capturó 1 rebote y perdió tres balones, de nuevo la asignatura que tiene pendiente desde que llegó por segunda vez a la NBA.

A pesar que Chacho Rodríguez no estuvo inspirado en el juego ofensivo si hizo mejor aportación que Hernangómez, al que el entrenador de los Knicks; Jeff Hornacek, que comienza a estar en la cuerda floja, le dio sólo tres minutos de acción y el jugador internacional español se fue sin tener actividad en las estadísticas.

Tampoco la tuvo el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka, pero fue porque en su caso no pudo jugar ningún minuto ya que una lesión en el hombro derecho, sufre un esguince, le impidió disputar el partido que su equipo de los Magic de Orlando jugaron ante Los Angeles Clippers y perdieron (105-96).

IBAKA Y LA SELECCIÓN

Serge Ibaka vive una temporada complicada en los Orlando Magic, adonde fue a parar este verano en un traspaso "que no esperaba para nada", pero mantiene la ilusión de regresar pronto a la selección española.

"La situación es la que es porque Nikola Mirotic y yo no podemos jugar juntos; además, hay muchas cosas que no están en mi mano y no puedo estar pensando siempre en ello", dijo el hispano-congoleño en declaraciones a Efe sobre la imposibilidad de tener a más de un jugador naturalizado en el grupo dirigido por Sergio Scariolo.

"Siempre me gustó jugar con la selección, pero como está esa situación, yo tampoco quiero engancharme demasiado porque, si luego no me llaman, es algo que me decepciona mucho", reconoció el ala-pívot, ausente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y en el Europeo de 2015.

"Así que, si me llaman, bien, y si es a él (a Mirotic), pues así es, pero es una situación que no me permite tener el corazón al 100 por cien en ello. Tampoco quiero obligar a nadie a que me llamen porque no es mi decisión. Al final es como una partida de póker, los que eligen tiene que buscar su mejor opción", declaró.

© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados