Rosberg manda bajo la lluvia en Montmeló

deportes

| 13.03.2011 - 10:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La lluvia fue la gran protagonista este domingo en el circuito catalán de Montmeló, donde el piloto alemán Nico Rosberg alcanzó el mejor tiempo en la última jornada de entrenamientos previa al inicio de la temporada de la Fórmula 1, que arrancará el próximo 27 de marzo en el GP de Australia en Melbourne.

El último test de la pretemporada dejó al piloto Nico Rosberg (Mercedes) como el más rápido en tierras catalanas con un tiempo de 1:43:814. El germano aprovechó los últimos compases de la pretemporada para poner a prueba su Mercedes W02, que sigue mejorando de cara a la próxima cita oficial en Australia, tercero este viernes y mejor crono esta jornada.

Rosberg mantuvo un apasionante pulso por el mejor tiempo junto a otros dos pilotos que lucharon por rodar más rápido que el Mercedes, el venezolano Pastor Maldonado (Williams), que finalizó a 0.519 centésimas del teutón y Lewis Hamilton (McLaren) que acabó a 0.746. Adrian Sutil (Force India) también dejó ver su puesta a punto de cara al inicio de la temporada y rodó junto a Fernando Alonso (Ferrari) pese a no registrar su marca.

El asturiano sólo pudo dar cinco vueltas en la jornada matinal y a las cuatro de la tarde anunció su decisión de por dar concluida su participación en el circuito catalán. Alonso concluye así un gran semana en Cataluña, donde este viernes consiguió ser el segundo piloto más rápido por detrás de Michael Schumacher (Mercedes).

La fuerte lluvia que atizó Montmeló durante todo el día dejó algunas zonas de la pista completamente inundadas haciendo prácticamente imposible el pilotaje y ensombreciendo el tráfico en la pista, que no registró demasiada actividad durante toda la jornada. Las escuderías volverán a verse las caras en apenas quince días para tomar la salida en Australia y arrancar una nueva temporada de Fórmula 1.