Ricky Rubio volvió a la cancha y participó en la victoria sobre los Heat

7 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en la victoria (91-103)

Ricky Rubio ante los Heat

deportes

| 18.11.2015 - 10:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

A pesar de no estar recuperado al cien por cien de su lesión de tobillo, el jugador español de los Timberwolves de Minnesota, Ricky Rubio, volvió a la cancha en el partido contra los Miami Heat y participó activamente en la victoria (91-103).

En una entrevista con EFE tras su victoria sobre los Heat, Rubio, que anotó siete puntos y jugó durante 27 minutos, se mostró feliz con el regreso y expresó su esperanza en que este año las lesiones finalmente le respeten.

MÁS FUERTE FÍSICAMENTE

El base español, que en abril pasó por el quirófano para someterse a una cirugía artroscópica en el tobillo izquierdo, afirmó que aprovechó los meses de verano para recuperarse y estar bien físicamente de cara al inicio de la temporada de la NBA.

Su equipo logró ganar en la pista de los Miami Heat por 103 a 91, un triunfo fuera de casa que empieza a ser algo habitual en el equipo de los Lobos ya que sólo han perdido en pistas ajenas en sólo una ocasión, mientras que, desde el arranque de la temporada 2015-16, aún no han saboreado la victoria en casa.

El base español comentó que el conjunto confiaba en "ganar partidos pero más en casa que fuera", algo que suele pasar en los equipos donde hay jugadores más jóvenes.

"Cuando eres un equipo joven, cuando juegas en casa, te sientes más seguro y ganas más partidos", decía Rubio al tiempo que señalaba que "con la experiencia" es habitual que se ganen "más partidos fuera" de casa, una regla que no está siguiendo el equipo de Minneapolis. "La verdad es que estamos haciendo algo muy bueno que es ganar en pistas muy complicadas como es Chicago, Atlanta o aquí mismo, en Miami", dijo al respecto.

Pese a eso, Ricky Rubio señaló que el compromiso de su equipo es "seguir intentando ganar fuera pero también tenemos que empezar a ganar en casa"."Da mucha confianza porque ganar fuera de casa es un plus, pero ahora tenemos que ser fuertes en casa porque no hemos ganado ningún partido y tenemos que protegernos", aseguró.

"CONFIANZA DEL EQUIPO"

El jugador, que en 2011 dejó la liga española de baloncesto por el campeonato de la NBA, aseguró que siempre se ha sentido una pieza "importante" dentro del grupo y ha contado con "la confianza del equipo" en todo momento. "Sí que es verdad que a medida que va pasando el tiempo, que vas cogiendo experiencia, vas cogiendo más peso. Pero sí siempre he tenido un rol importante en el equipo", confesó.

El español admitió que, durante la temporada pasada luchó por tener "ese peso" en el equipo, pero no pudo lograrlo por las continúas lesiones que lo obligaron a abandonar el campeonato. "Espero que este año me respeten y pueda estar con el equipo para que pueda llevarlos a play-offs", dijo convencido.

Por otro lado, el de Masnou se mostró muy afectado por la muerte de Philip "Flip" Saunders, entrenador y presidente de operaciones del conjunto de Minnesota hasta la temporada pasada.

Según él, la pérdida del técnico fue "un golpe muy duro" para ellos ya que ejercía un gran liderazgo en el equipo. "Era nuestro líder, él había liderado el proyecto. Todos y cada uno de los que estamos aquí había sido escogido por él, y todo el mundo tenía una conexión con él", explicó.

Rubio subrayó que Flip hacía que cualquier miembro del equipo "se sintiera especial, desde el que jugaba más minutos hasta el que, incluso, no jugaba". "Así es la vida. A veces da golpes muy duros y tienes que levantarte. Lo vamos a echar mucho de menos y estamos luchando gran parte de esta temporada por él", declaró el jugador de 25 años.

Tras la victoria en Miami, el equipo de los Timberwolves de Minnesota buscarán de nuevo el triunfo contra otro equipo de la Florida. Este miércoles, el conjunto se efrentará a los Orlando Magic para "intentar ganar también".