Renault vuelve a la F1 con el objetivo de "lograr podios en tres años"

Magnussen ocupa la vacante dejada por Maldonado: "Mi objetivo es ser campeón del mundo y puedo lograrlo con Renault"

Palmer: "La experiencia puede estar sobrevalorada"

Carmen Jorda seguirá como piloto de desarrollo en Renault y competirá en otra categoría

deportes

| 26.02.2016 - 12:51 h
REDACCIÓN

La escudería Renault ha escenificado su retorno a la Fórmula 1 con la presentación de sus nuevos pilotos, el danés Kevin Magnussen y el inglés Jolyon Palmer, y su nuevo coche, el RS16, un monoplaza de color casi exclusivamente negro con algunos toques de amarillo, con el que se plantean el objetivo de “lograr podios en tres años”.

Llevará el chasis R.S.16 desarrollado y ensamblado en Enstone (Inglaterra) y el grupo propulsor R.E.16 que se seguirá desarrollando en Viry-Chatillon (Francia). Todo bajo la dirección técnica de Bob Bell, que retorna a la marca del rombo tras su papel protagonista en la época gloriosa con Fernando Alonso.

MAGNUSSEN Y PALMER, PILOTOS

Bell tendrá bajo su responsabilidad a Nick Chester (directór técnico de chasis) y Remi Taffin (director técnico de motor), mientras que Gerard López seguirá siendo director no ejecutivo. Palmer, de 25 años, natural de Horsham y probador el año pasado en Lotus, debutará en Fórmula Uno; mientras que Magnussen, nacido hace 23 años en Roskilde, fue piloto oficial de McLaren durante 2014 y piloto reserva de la escudería de Woking el año pasado.

Kevin Magnussen comentó que “habrá que ir carrera a carrera” y que “este año será un proceso de aprendizaje”. “Es difícil decir cuáles son mis objetivos realistas, sobre todo en este primer año”, respondió Magnussen en la zona mixta. “Será un proceso de aprendizaje, así que habrá que ajustar las expectativas, ir carrera a carrera; y aprender lo máximo posible de cada una de ellas”, indicó Magnussen.

Acerca de si la posibilidad de lograr algún podio es irreal, el danés opinó: “Veremos al final de la temporada. “Vayamos primero a los test de Barcelona, intentemos sacar lo mejor posible de esas pruebas; y luego veremos qué se puede hacer en Australia”, apuntó el piloto danés.

EL MOTOR

Acerca de las posibles prestaciones del motor con respecto al año pasado, Magnussen está convencido de que “se van hacer avances, más adelante en la temporada, así que al principio será importante ajustar las expectativas para cada carrera y sacar lo máximo posible de las mismas y aprender lo máximo que pueda. Va a ser un proceso de aprendizaje”.

Magnussen entró en el equipo después de que se descartase la continuidad del venezolano Pastor Maldonado, piloto durante las últimas temporadas en Lotus, equipo que compró Renault, que a su vez la había relevado a su vez en 2012 en la parrilla de la F1.

“No sé mucho del ‘background’ de todos lo que pasó, pero para mí estar ahora aquí es una sorpresa. Una sorpresa muy agradable. Es un reto, pero no me podía imaginar un mejor regreso a la Fórmula Uno”, comentó Magnussen.

MULTITUDINARIA PRESENTACIÓN

El presidente de Renault, Carlos Goshn, explicó la nueva estructura de competición de la casa francesa durante un multitudinario evento con prensa internacional celebrado en su Technocentro de Guyancourt (Francia), donde se presentó la nueva imagen de Renault en su retorno a la Fórmula 1 tras formalizar la compra de Lotus. “El objetivo es estar en el podio en tres años”, anunció.

Ghosn destacó el “programa exhaustivo” que Renault ha puesto en marcha con este nuevo proyecto. “La Fórmula 1 se encuentra en el centro de nuestros esfuerzos con el objetivo de aumentar la notoriedad de Renault, especialmente en aquellos territorios en los que la marca está dando sus primeros pasos”, explicó.