Remontada del Real Madrid ante el Malaga (3-2)

El Alcorcon tambien consigue una victoria ante el Malaga

Real Madrid - Málaga

deportes

| 04.01.2012 - 01:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Real Madrid ha remontado una desventaja inicial de dos goles, para terminar imponiéndose (3-2) al Málaga, en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, en una eliminatoria que queda pendiente de resolución para La Rosaleda.

El Santiago Bernabéu abrió el curso futbolístico con dos focos de atención cuando siquiera el árbitro había pitado el inicio del partido. En la grada, el que fuera el más letal artillero merengue, Van Nistelrooy, fue recibido con una sonora ovación, en una aclamación popular que se tornó en división de opiniones cuando el 'speaker' pronunció el nombre del predecesor de José Mourinho en el banquillo blanco, el chileno Manuel Pellegrini.

Mientras que en el campo, desde el prisma blanco, Casillas acabó con las oportunidades coperas de Adán, Lass sigue consolidándose como 'escudero' de Xabi Alonso, y Albiol fue titular acallando así los rumores sobre su posible salida de la entidad de Concha Espina. En dicho contexto y con mencionadas fichas, echó a rodar el balón, descubriendo a un Real Madrid aletargado y falto de ganas, pese al inusual empuje de su afición, en un Chamartín que se volcó con los suyos.

Las efervescentes diagonales de Callejón y un gambeteo de Isco fueron lo único rescatable de los primeros diez minutos del partido, justo cuando el guión cambió, después de que Sergio Sánchez batiese a Casillas con la testa en la salida de un córner botado por Cazorla. El tanto malacitano espoleó a los blancos, que gozaron de un mayor dominio del esférico que no supieron concretar en ocasiones.

En una escaramuza ofensiva del Málaga, los blancos concedieron un córner que, cuando lo lanza la magistral zurda de Cazorla, se convierte en una jugada de auténtico peligro, como así lo atestígua el gol de Demichelis a la media hora de juego. El segundo tanto de los de la Costa del Sol hizo que las iras de la afición se volcasen contra el árbitro, y en forma de amagos de pitada, contra jugadores como Árbeloa, Marcelo y Cristiano.

De este modo, el Madrid encaró el vestuario cabizbajo, tras unos minutos en los que forzó la 'máquina' con ahínco, pero que ni aún así logró inquietar la meta defendida por Caballero. Mientras que los de Pellegrini se marchaban con un excesivo premio, a tenor de lo mostrado por ambos contendientes, parcos en ocasiones, y conscientes de que en la segunda mitad, los blancos apelarían a la heroíca para firmar una nueva remontada en el Bernabéu.

Para la empresa de la remontada, Mourinho creyó conveniente realizar un triple cambio, eminentemente ofensivo, tras el que los blancos comenzaron a jugar con una disposición de 4-2-4, que le proporcionó una fulgurante salida, con dos clamorosas ocasiones, una marrada por Cristiano y otra desbaratada por la zaga rival. De hecho, antes del cuarto de hora de la reanudación, Khedira logró perforar la malla malacitana, aunque el tanto fue invalidado por posición incorrecta.

Tras una falta lanzada por Cristiano que se marchó por escasa distancia del travesaño malacitano, le tocó el turno a Karim Benzema, que firmó una excelsa maniobra personal dentro del área, donde combinó los arabescos con la precisión, para finalizar rematando en volea una pelota que no pudo perforar la malla rival, como sí que lo hizo instantes después Sami Khedira en una jugada de arranque y furia, que concluyó con el tunecino abriendo la cuenta goleadora local.

Sin tiempo para reconstruir líneas, el Málaga encajó el segundo gol en un minuto, cuando, en un error garrafal, Sergio Sánchez cedió el balón atrás, con tan mala fortuna que el cuero fue a parar a las botas de Higuaín, que sólo tuvo que driblar a Caballero y hacer el empate. Tablas que desequilibraría Benzema, cuando aún restaba un cuarto de hora de juego, tras un sutil toque del 'Pipita', que le habilitó para que el galo firmase el tercer tanto madridista.

Tras concluir la remontada, Marcelo, Benzema y Cristiano de 'tijereta', pudieron acrecentar la cuenta madridista. Si bien, lo realmente importante para los blancos, es que al término de los 90 minutos, finalmente los blancos pudieron salvar los muebles, en una eliminatoria que se les había quedado cuesta arriba, y que con la victoria parcial parece más encarrilada, aunque en el partido de vuelta, el Málaga intentará dar la campanada y colarse en los cuartos de final.

El Alcorcon pasa por encima del Levante (2-1)

El Alcorcón también consiguió dar la sorpresa y vencer al equipo revelación de la Liga BBVA, el Levante (2-1). Los de Anquela no tardaron mucho en adelantarse en el marcador y a los 13 minutos ya ganaban gracias a un golazo del delantero Borja que, con un disparo desde fuera del área, consiguió batir a Keylor Navas poniendo a los alfareros por delante. Una ventaja que Pallardó se encargo de anular en el minuto 24, aprovechando la pasividad defensiva local. Con el empate a uno se llegó al descanso en Santo Domingo.

En la segunda mitad el Alcorcón volvió a sacar su alma de 'matagigantes' y volvió a adelantarse en el marcador gracias a un tanto de Nagore a los ocho minutos de la reanudación. Incluso pudo ser peor para los levantinos ya que Oriol Riera perdonó una ocasión muy clara mediada la segunda parte. Al final, los de Juan Ignacio Martínez no pudieron conseguir la igualada y tendrán que esforzarse en el Ciudad de Valencia si quieren acceder a los cuartos de final.