Red Bull amenaza con abandonar la Fórmula 1

La exclusión de Ricciardo en Australia y el nuevo reglamento no gustan al dueño de Red Bull: "Hay límites que no aceptamos"

"No estamos aquí para ahorrar combustible ni para hablar en voz baja durante una carrera"

Rosberg, ilusionado ante GP Malasia, donde logró su primer podio con Mercedes

Renault asegura que "la mayoría de los problemas" con sus motores "ya están resueltos

Dietrich Mateschitz, Red Bull

deportes

| 25.03.2014 - 12:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dietrich Mateschitz, propietario de Red Bull, pone en duda la continudad del equipo energético en la Formula 1. Al ser preguntado sobre el futuro de Red Bull en la Fórmula 1, contestó que "la cuestión no es tanto si tiene sentido económico, tiene más que ver con el espíritu deportivo, la influencia política… En estos asuntos hay un límite claro de lo que podemos aceptar".

Respecto a la descalificación de Daniel Ricciardo, el multimillonario austríaco asegura: "El equipo ha presentado una protesta. El sensor de flujo de combustible, que fue entregado a los equipos por la federación, dio lecturas divergentes e inexactas. Podemos demostrar la cantidad exacta de flujo de combustible que llegó al motor y estuvo dentro de los límites".

"ES ABSURDO HACER UNA VUELTA DOS SEGUNDOS MÁS LENTO QUE EL AÑO PASADO"

Mateschitz critica las nuevas normas: "Hay que hacer la F1 como lo que solía ser: la disciplina máxima de los deportes de motor. La F1 no está para establecer nuevos récords en el consumo de combustible, ni para que sea posible tener una conversación con susurros durante una carrera. Es absurdo hacer una vuelta dos segundos más lento que el año pasado. La GP2 ofrece, en comparación, más carreras y combates, y los tiempos por vuelta son casi iguales a los de la F1 con una pequeña fracción del presupuesto".

En cuanto a los problemas de su equipo, cree que se solucionarán: "El trabajo con Renault continúa durante todo el día. En las próximas dos o tres semanas daremos un gran paso y reduciremos la brecha de Mercedes. Hay dieciocho carreras aún por correr. Volveremos".