Real Madrid y Barça inician su particular pulso con el Atlético al acecho

Keylor Navas, Luis Suárez, Jackson Martínez, Gameiro y Javi Guerra, protagonistas de la última jornada de Liga

Cristiano Ronaldo (7), Suárez (7) y Nolito (7) acechan a Neymar (8) en el Pichichi

Zidane: "Benítez lo está haciendo fenomenal"

Real Madrid (Real Madrid CF)

deportes

| 26.10.2015 - Actualizado: 19:28 h
REDACCIÓN

El triunfo del Real Madrid en casa del equipo revelación de la Liga BBVA, el Celta de Vigo, y la remontada del Barcelona ante el Eibar, presentan el pulso por el título entre los dos gigantes de Primera, seguidos a 2 puntos por un Atlético de Madrid que, tras derrotar al Valencia, ha superado un duro calendario.

Comenzó a enterrar Rafa Benítez la fama de técnico defensivo en una semana en la que gana crédito en el madridismo, sacando la mejor versión hasta la fecha de su Real Madrid con bajas tan importantes como James, Gareth Bale o Karim Benzema.

BARCELONA, SIN JUEGO PERO CON PEGADA

La personalidad y el paso al frente de la segunda línea en París ante el PSG, se confirmó en Balaídos. El triunfo por 1-3 de un Real Madrid mantenido por la firmeza de Keylor Navas en la portería con una nueva exhibición obligaba a no fallar al Barcelona, que recibía al Eibar y comenzaba con sorpresa por un nuevo tanto de Borja Bastón.

Sin un fútbol fluido pero con pegada, añorando siempre a Lionel Messi, salió al rescate Luis Suárez el día que celebraba un año de su debut como azulgrana. Exhibición en el remate para firmar un triplete y asestar la primera derrota a domicilio de un sorprendente Eibar (3-1). Dejó gran imagen, con futbolistas descarados que disfrutaron de la cita en el Camp Nou.

El gran duelo del domingo estaba en el Vicente Calderón. El Atlético de Madrid derrotó a un Valencia en el que Nuno Espírito Santo hizo un experimento que no le dio resultado. Pobló el centro del campo y su equipo perdió la personalidad. Con los cambios y un absurdo penalti de Godín recuperó opciones para dar emoción a la recta final.

NUEVO GOL DEL 'CAFETERO'

Rompieron el encuentro los goles de Jackson Martínez, que comienza a ver puerta y explotar su potencial, y un Yannnik Carrasco que ha enamorado a la parroquia rojiblanca. Sitúan ya tercero al Atlético de Madrid, equipo destinado a luchar en la zona alta que peor calendario ha tenido (2-1).

La mañana comenzó con un duelo que dejaría marcado a uno de los entrenadores. Le tocó a Lucas Alcaraz, que dio vida al escocés David Moyes en la Real Sociedad con la goleada liderada por Carlos Vela (0-4). Tardaron en llegar los primeros tantos del mexicano, líder en ataque las últimas temporadas de un equipo que lo ha añorado.

Agirretxe, que ha firmado seis de los nueve tantos ligueros de su equipo, y Asier Illarramendi, con el primer tanto de su carrera en el equipo de su corazón, hundieron a un Levante hundido en el último puesto de la clasificación.

Las Palmas y Villarreal empataron en un duelo marcado por el mal estado del césped del estadio de Gran Canaria, en el que Quique Setién debutó para frenar la mala racha del equipo isleño, que no sale de zona de descenso, empatado a 6 puntos con Levante y Granada.

KEYLOR NAVAS, LUIS SUÁREZ, JACKSON MARTÍNEZ, GAMEIRO Y JAVOI GUERRA, PROTAGONISTAS

Convertido en un muro, en un estado de gracia difícil de igualar, Keylor Navas demostró en Balaídos que para hacerle un gol hay que colocar el disparo donde lo hizo Nolito, con potencia en la misma escuadra. Pocos guardametas consiguen ejercer un papel tan decisivo en un encuentro. El costarricense frenó al equipo revelación de la Liga BBVA.

Encajó Keylor su tercer tanto de la campaña tras una exhibición de paradas y reflejos, de seguridad y confianza. Nada le ha hecho dudar y a los que dudaban de su figura para elegir a David De Gea, les manda un mensaje cada partido donde mejor sabe hablar, en el terreno de juego.

El Real Madrid por momentos regresa a lo que fue en un pasado reciente cuando el resumen era Casillas y Ronaldo Nazario. Se ha pasado a Keylor y Cristiano, los dos grandes referentes con Rafa Benítez en un Real Madrid que va encontrando su camino.

LUIS SUÁREZ

Hace un año ponía punto final a su ansiedad, a un castigo duro por su mordisco a un rival en el Mundial que afectó a su imagen y su aterrizaje en el Barcelona. Su estreno llegó en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid y desde entonces, en un equipo liderado por Lionel Messi en el que supo asumir su nuevo rol, ha marcado 35 goles en 57 partidos, ninguno de penalti.

Ante el Eibar consiguió su segundo triplete como jugador del Barcelona. Un devorador del gol, especialista del remate que aprovecha un mínimo espacio para armar su disparo. Los doce últimos goles del Barcelona en Liga llevan su firma y la de Neymar.

Plasman la importancia de las dos referencias ante la ausencia de Messi. Han respondido como se esperaba en un momento difícil. El liderazgo que ejercía en el Liverpool lo ha trasladado al fútbol español.

JACKSON MARTÍNEZ

"Los delanteros, ya sea Torres o ya sea Jackson, tienen dos goles cada uno en todas las competiciones. Sin ninguna duda esperamos más de ellos". Las declaraciones de Diego Simeone espabilaron al jugador colombiano, cuestionado por un sector de la afición rojiblanca por unos números pobres desde que llegó del Oporto por 35 millones de euros este verano.

En total, solo sumaba los tantos que recordó el técnico argentino en 8 partidos, 4 de ellos en el once titular repartidos en 315 minutos.

Simeone eligió al sudamericano como punta de lanza para derribar al Valencia. Confió en él una vez más y sentó a Fernando Torres. Y Jackson respondió con un gol que abrió el camino de la victoria del Atlético de Madrid. Aprovechó un despeje terrible de Aderlan Santos (dio una patada al aire) para batir a Jaume Domenech.

Su tanto puede simbolizar el fin de una ansiedad que su público agradeció con una ovación cuando fue sustituido por Fernando Torres. Está lejos de los 34 goles que marcó con el Oporto el año pasado, pero su tanto al Valencia puede ser el principio de una racha que todos esperan.

KEVIN GAMEIRO

Complemento perfecto la temporada pasada del colombiano Carlos Bacca, las salidas desde el banquillo de Gameiro eran tan efectivas que pedía a gritos un hueco en el once titular del Sevilla. La marcha del sudamericano al Milán parecía abrirle esa puerta, pero los fichajes de Ciro Immobile y de Fernando Llorente obligaron al francés a empezar desde cero para convencer a Unai Emery de que era el delantero perfecto para el conjunto andaluz.

Ante el Getafe, Gameiro explotó con tres goles y dio un puñetazo encima de la mesa para demostrar a su entrenador que no hay ninguna duda de que él es su hombre. En los 9 partidos que ha disputado, 7 de ellos titular, suma 5 goles, solo 3 menos que en los 26 que jugó el curso pasado.

No conseguía un triplete desde el 16 de octubre de 2011, cuando lo logró con el París Saint Germain. Normal que regalara el balón a sus hijos. Gameiro es puro trabajo y humildad.

JAVI GUERRA

El acierto del Rayo Vallecano en la zona del nueve se extiende con Javi Guerra. Demarcación clave para extender presencia en la elite del fútbol español y asumir la responsabilidad del gol en un equipo siempre valiente bajo la tutela de Paco Jémez. Se pasó de Michu o Diego Costa a Alberto Bueno, un futbolista que hizo crecer sus números de goleador y provocó que el Oporto se fijara en él.

Mientras el Rayo pelea por su regreso en el mercado invernal, al no tener minutos de Julen Lopetegui, en Vallecas donde el fútbol de barrio se disfruta en Primera, se reivindica un 'matador' llamado Javi Guerra. Trotamundos hasta que encontró la estabilidad en el Real Valladolid.

Su descenso le hizo probar suerte fuera y lanzarse a una aventura en el Cardiff City, pero como en casa en ningún sitio. Tras mostrar su estilo en el Málaga, el Rayo consiguió un futbolista que le está respondiendo a la perfección. Un doblete al Espanyol y ya suma cinco goles para pelearse con los mejores artilleros. De su acierto mucho dependerá la salud del equipo rayista.