Ramos y Busquets defienden el "buen rollo" de la selección

deportes

| 01.09.2011 - 16:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Sergio Ramos, defensa internacional del Real Madrid, reconoció que no ve al seleccionador Vicente Del Bosque preocupado por los incidentes de la Supercopa entre Real Madrid y Barcelona, y admitió que "es inquietante que se hablan tantas cosas que pueden influir".

Después de que Del Bosque se reuniese en la mañana de ayer con sus jugadores y lanzase un mensaje de unión, Ramos asegura que el ambiente que condujo a España a proclamarse campeona de Europa y del mundo, sigue siendo el mismo.

"Hubo una reunión en la que dijo a los jugadores algo habitual. No hemos notado a Vicente preocupado. Sabe que somos chavales jóvenes, muy majos y que sería un error muy grande dejar escapar esta oportunidad de tener una grandísima selección y hacer historia en la próxima Eurocopa y Mundial. Para nosotros es inquietante que se hablen tantas cosas que pueden influir, cuando el espíritu sigue siendo bueno", reconoció.

El defensa andaluz también fue sincero sobre otra polémica, la que se suscitó con su ausencia, sumada a la de Xavi Hernández, en el amistoso de agosto en Bari ante Italia en los días previos a la Supercopa de España.

"Nadie que me conozca realmente puede dudar. Afortunadamente he tenido siempre la oportunidad de defender durante muchos años la camiseta de mi país, siempre con máximo honor y humildad. Nadie duda del compromiso de estar aquí. No hay cosa más bonita que defender los colores de tu país", explicó.

"Lo hago desde los 18 años que debuté con la absoluta. La última convocatoria fue la primera vez que falté por una lesión. Vicente es consciente de que todos estamos involucrados cuando venimos aquí", añadió.

Las bajas de Carles Puyol y Gerarg Piqué en el centro de la defensa, pueden provocar que Ramos abandone el lateral y juegue de central. "Estoy encantado de jugar donde confíen en mi. No me preocupa. Hay novedades en defensa y es bueno porque aumenta la competencia y te exige más. Vengo con la intención de dar el máximo nivel de lateral o central. Como necesite el mister".

Y dedicó elogios al rival del amistoso, Chile. "Les conocemos bien. Sabemos sus puntos fuertes. Es un equipo muy incómodo que presiona muy arriba y tiene bastante llegada, sobre todo por banda. Está en buen momento y será complicado".

Por eso aseguró que con la selección no hay partidos amistosos. "Vicente siempre dice que cuando juega la selección no hay amistosos. Venimos con ganas de preparar el partido de martes y de dar el máximo como siempre que defiendes los colores de tu país", sentenció.

Por su parte, Sergio Busquets, centrocampista internacional del Barcelona, quiso zanjar definitivamente las polémicas con los jugadores del Real Madrid, al asegurar que en la selección "hay buen rollo" y que nada de lo vivido lo estropea.

"Todos somos grandecitos y sabemos que cuando defiendes a tu club en enfrentamientos directos miras por tus intereses. Aquí formamos parte de un mismo equipo, queremos lo mejor para la selección y para nosotros mismos. Es básico para conseguir éxitos el buen ambiente y tener un buen vestuario", manifestó.

"Hay buen rollo. Han pasado cosas pero pasan en todos los partidos. Se magnifica todo. Es normal", añadió restando importancia a los últimos incidentes acaecidos en la Supercopa de España.

Para Busquets entra dentro de lo "normal que haya piques" entre compañeros de selección cuando se enfrentan en sus clubes. "Cuando hemos jugado tantos partidos es normal que existan. Cada uno mira por lo suyo. A partir de ahí queremos lo mejor porque en la convivencia el buen rollo es primordial. Por eso hay que quedarse con lo bueno para seguir como siempre", dijo.

Destacó Busquets que el amistoso de España ante Chile que mañana disputa en Saint Gallen "es importante por medirte a una gran selección", ante la que podrán ensayar aspectos a poner en práctica el martes, contra Liechtenstein, en un duelo que puede "dejar sentenciada la clasificación para la Eurocopa".

Del rival destacó a Alexis Sánchez y su rápida adaptación al Barcelona. "Está siendo una adaptación muy buena. Es un jugador muy joven y con ganas de participar, que nos aporta al equipo variantes al espacio, con desborde, muy rápido y gol. Está siendo un 10 dentro y fuera del campo. Ojalá le vaya aún mejor".

Por último, valoró la circunstancia de que Del Bosque haya citado a nueve futbolistas del Barcelona, que podrían ser once si no estuviesen lesionados Carles Puyol y Gerard Piqué.

Llevamos tiempo viniendo muchos jugadores del Barça a la selección y con la llegada de Cesc más los nuevos de la cantera somos ahora nueve. Quiere decir que el club está trabajando muy bien, que tenemos un estilo. Es un placer estar aquí. Ojalá puedan ser el máximo posible de jugadores".