Ramos: "Con una bolsa de papas y desde el sofá es fácil hablar"

Responde a las críticas tras la eliminación ante Italia: "La victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana"

“Ahora cada uno dará su opinión, algunos se alegran de que no hayamos rendido al mejor nivel, pero forma parte de esto"

deportes

| 28.06.2016 - 11:21 h
REDACCIÓN

Sergio Ramos, segundo capitán de la selección española, transmitió el dolor de la Roja tras la eliminación de la Eurocopa 2016 en octavos de final ante Italia (2-0) y dijo que “es un golpe duro” y que “la victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana”.

“Es un golpe duro para todos y toca estar unidos y pasar página. Es una pena irse con esta selección. Nos queda la sensación de poder haber llegado más lejos, pero no hay que quitar mérito a Italia, que nos ha jugado muy bien. En la segunda parte hemos puesto empeño y corazón para cambiar el resultado, pero nos ha faltado esa pizca de suerte para poner otro rumbo al partido”, analizó.

RESPONDE A LAS CRÍTICAS

Con la derrota se debe valorar más lo que España consiguió, según Ramos, que recordó la época gloriosa que hoy se cierra. “En los últimos años hemos vivido una época maravillosa, veníamos de ganar Mundial y Eurocopas, veíamos la posibilidad de perder muy lejana”, apostilló.

“Pero hay grandísimos rivales con buenos jugadores que ahora te hacen valorar el pasado, pero confiamos en el grupo en la nueva época de jugadores. A partir de ahí, te vas jodido por caer eliminado de una Eurocopa en octavos, sabiendo que podíamos haber tenido un papel mucho más importante”, señaló.

Ramos considera que no hay que hacer ningún cambio generacional en la Roja: “Con una bolsa de papas y desde el sofá es fácil hablar. Yo no sé si hay que cambiar o no porque hay jugadores con 35 años jugando en otras selecciones. Cuando se pierde, cuanto menos se hable mejor”.

"SI VIVES DEL PASDADO NO HACES NADA AQUÍ"

“Yo he conocido a lo largo de mi carrera jugadores con mucha edad que mantienen la ilusión intacta y es lo importante, no perder la ambición de querer ganar cosas. Si vives del pasado, no haces nada aquí. Yo tengo la ilusión intacta”, manifestó.

Desde ahora, Ramos ya piensa en el próximo reto, el Mundial 2018: “Está claro que hay que estar convencidos para el Mundial porque hay selecciones favoritas y nosotros estamos para medirnos a las mejores y hacer un buen papel”.

Y se mostró preparado para la crítica: “Ahora cada uno dará su opinión, algunos se alegran de que no hayamos rendido al mejor nivel, pero forma parte de esto. Yo no he rendido a mi mejor nivel, pero no siempre las cosas salen como uno quiere. La victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana, como decía Napoleón”.