Ramos: “Es un día para pedir disculpas al madridismo”

“No hemos estado a la altura de este escudo"

deportes

| 22.11.2015 - 00:44 h
REDACCIÓN

Sergio Ramos atendió a los medios de comunicación tras el partido entre Real Madrid y Barcelona en el Santiago Bernabéu: “Hay poco que explicar y es un día para pedir disculpas al madridismo por el partido que hemos hecho. No hemos estado a la altura de este escudo y son cosas que pasan. Ojalá pudiésemos borrar lo ocurrido y dentro de lo malo es que hay una revancha dentro de unos meses para hacer el encuentro que queríamos”.

“Hoy sobran las palabras. El madridismo quiere hechos, no palabras. En ese sentido somos los primeros que nos vamos fastidiados a casa porque era un partido donde podíamos haber salido líderes. Era un encuentro para reivindicarnos como equipo y ha sido un día donde no ha salido nada y hay que felicitar al Barcelona. Un partido incómodo y de presión alta donde podíamos hacerle daño y no ha sido así”, anadió.

ANÁLISIS DEL CLÁSICO

“Si el fútbol fueran matemáticas pues siempre saldría todo como uno quiere. Hay cosas que salen mal, hemos perdido muchos pases que han sabido aprovechar, nos han metido un gol demasiado pronto y además las ocasiones que hemos tenido no hemos podido terminarlas en gol. Se han dado una serie de circunstancias y el equipo no ha estado a la altura”, comentó.

Sobre Rafa Benítez dijo que “por supuesto que estamos a muerte con el entrenador. Para conseguir el éxito hay que estar unidos y cuando las cosas no salen, mucho más. Confiamos en nuestro entrenador, en nuestros compañeros, hay que estar muy juntos, levantarnos y saber que todavía quedan seis meses por delante donde pelearemos por los tres títulos. Es pronto para hablar de fracaso”.

“Supongo que era el once que quería sacar el entrenador. Es el máximo mandatario en ese aspecto y él es quien debe evaluar a cada jugador para saber quién llega en mejor momento para asimilar estos partidos”, agregó.

Sobre su lesión dijo que “el hombro infiltrado duele menos pero tampoco voy a sacar pecho porque sea mi sexta infiltración. Ahora voy a intentar descansar para que el hombro recupere bien y volver cuanto antes y cuando esté al cien por cien”.

Para concluir: “Está claro que queda mucha Liga por delante. Hemos perdido Ligas con diez puntos de ventaja y las hemos ganando cuando nos llevaban muchos puntos. Es muy pronto para sacar conclusiones pero hoy era un día importante para haber dado un puñetazo en la mesa, haber empatado con el Barcelona y ponernos líderes”.