'Rajada' de Peterhansel contra Nani Roma

"Nani era muy lento y no puedo cruzar las dunas marcha atrás"

Peterhansel Stephane.

deportes

| 18.01.2014 - 12:53 h
REDACCIÓN

Stéphane Peterhansel aseguró que si el jefe de Mini X-Raid mantiene las órdenes de equipo de los últimos días, esperará a este sábado en la última etapa del Dakar a Nani Roma para que el español gane el rally.

"Si Sven Quandt quiere mantener mañana las mismas órdenes de equipo, esperaré a Nani para darle la primera posición", dijo Peterhansel al llegar al campamento de La Serena.

El galo ganó la penúltima etapa y arrebató a Nani el liderato de la prueba en coches con 26 segundos de ventaja a falta de 157 kilómetros cronometrados en la última etapa.

"ME VI OBLIGADO A ADELANTAR A NANI"

Indicó que las instrucciones que dio su jefe hace un par de días eran mantener hasta el final del rally la clasificación general de ese momento -con Nani líder y Peterhansel segundo- y cuidar el coche, y recordó que ambas aún se pueden cumplir.

"Respetaré la orden del equipo, no hay problema", insistió Peterhansel, quien agregó: "Para mí ganar 10, 11 o 12 veces el Dakar no cambia mi vida".

Indicó también que no quiere que su relación con Nani salga perjudicada de este episodio -"es mi amigo", dijo- y que el catalán siente "frustración" por no haber ganado el rally, por lo que a él no le importa que consiga su primer triunfo en la categoría de coches.

Sobre el resultado de la etapa de ayer, en la que se supone que se debía respetar el liderato de Nani, Peterhansel aseguró que se vio obligado a adelantar a su compañero porque no corría rápido.

"Después de 200 kilómetros Nasser Al Attiyah le sacaba 9 minutos a Nani porque tuvo un pinchazo, luego perdió confianza y no conducía muy rápido", dijo.

Al llegar al sector de dunas, Peterhansel sostuvo que llegó detrás de Nani pero lo adelantó al ver que no era capaz de pasarlas con autoridad. "Pasé al frente, esperé y di media vuelta para que pasara delante, pero dijo que no quería abrir las dunas, así que continué", relató.

"No era mi deseo, pero Nani era muy lento y no puedo cruzar las dunas marcha atrás", añadió el galo, quien señaló que durante las dos últimas etapas, tras recibir las instrucciones de su jefe, ha bajado mucho el ritmo de carrera.

"Estuvo 5 días atacando a tope y le recuperé 40 minutos a Nani, pero ayer y hoy he conducido muy seguro y sin arriesgar mucho, como un taxista", declaró.