Quique: "No queremos ser un equipo comparsa, sino protagonista"

deportes

| 26.08.2010 - Actualizado: 17:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, aseguró hoy que no quiere ser mañana un equipo "comparsa" en la Supercopa de Europa frente al Inter, "sino protagonista" y destacó que, cuando el conjunto rojiblanco se ha enfrentado a rivales de "tanta envergadura", ha dado "el nivel".

"El Inter está acostumbrado a jugar este tipo de finales. Ante eso, tenemos gran respeto, pero nada más. A partir de que la pelota empiece a correr, hay que tener mucho atrevimiento y voluntad competitiva también para poner las cosas muy difíciles. No queremos ser un equipo comparsa, sino protagonistas y, si puede ser, cuando acabe el partido", valoró en rueda de prensa en el Fórum Grimaldi.

El técnico ve "muy bien" al grupo antes de encarar la final de mañana. "Tenemos la oportunidad de jugar ante el mejor equipo de Europa la temporada pasada. Siempre que nos hemos enfrentado a rivales de tanta envergadura, hemos demostrado que estamos al nivel, que somos capaces de jugar torneos importantes y competir", declaró.

"Tengo la tranquilidad que supone jugar finales con el aspecto emocional al máximo y con el talento de los futbolistas preparados para ser un gran equipo", continuó Quique, que valoró: "Yo creo que la final está al 50 por ciento por la confianza que tengo en los jugadores y porque es a un partido único".

"Si estuviéramos hablando de una Liga de 38 partidos, lógicamente las herramientas del Inter son de más largo recorrido. Vamos a intentar hacer mínimas las diferencias. Veo al equipo preparado para plantar cara al Inter y vamos a intentar hacer el mejor partido posible", añadió.

Quique, que señaló que su equipo está "en deuda con la afición desde la final de la Copa del Rey", perdida por 2-0 ante el Sevilla, y en la que los seguidores atléticos dieron "una lección de compromiso", apostó por un duelo abierto: "Si los dos vamos hacia un posible escenario defensivo no vamos a llegar nunca a portería".

"Será conveniente que cambiemos el chip. No nos conformamos con ser buenos equipos defensivamente. Queremos que los jugadores se diviertan sobre el campo", explicó el entrenador, que consideró que encontrar "ese equilibrio" entre defensa y ataque "hace que los equipos sean buenos o malos".

Quique no dio pistas sobre su once: "Para nosotros, lo importante es que los jugadores que puedan salir a jugar estén en las mejores condiciones posibles. Para mí son todos importantes. Un grupo es una familia y una familia es la única forma de que el equipo pueda ser competitivo. No vamos a dar ninguna pista al Inter".

Enfrente, en el banquillo del equipo italiano, estará Rafael Benítez. "Tengo una buena relación con él, lo analice mucho durante su etapa en el Valencia durante tres años. Después, nos conocemos personalmente. Yo soy un seguidor de su forma de entrenar y de la forma que trabaja sus equipos. Es una línea semejante a la mía", dijo el técnico atlético en la rueda de prensa oficial en Mónaco.