Quique: "Este es un grupo ganador y podemos ser equipo Champions"

deportes

| 03.12.2010 - 18:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, admitió hoy que no es el mejor momento de su equipo, pero defendió que "es un grupo ganador y ya lo ha demostrado", al tiempo que consideró que las dos últimas derrotas han sido "desconcertantes más que malos" partidos.

"Ha sido un vuelco demasiado importante para pasar de una situación muy buena a una difícil y más tensa, pero nuestra idea de conseguir el objetivo prioritario y nuestra confianza en poderlo hacer existe. Éste es un grupo ganador y ya lo ha demostrado. No son casualidad tres finales y dos títulos", dijo.

"Y, aunque nos juzguen ahora duramente y con profundidad, del mismo modo que estamos muy preparados para recibir el elogio, pues hay que estar igual de preparados y fuertes para recibir la crítica", recalcó Quique, que afirmó que los jugadores están "convencidos" de que van a conseguir salir de esta mala racha.

"Y yo estoy convencido, porque sigo creyendo en el grupo al máximo", continuó el técnico, que recordó: "Si el año pasado fuimos capaces de dar la cara en momentos muy, muy complicados y llevar a la afición a una enorme ilusión, este año lo vamos a intentar también con todas nuestras fuerzas".

"Particularmente, creo que lo conseguiremos, tardaremos a lo mejor un poco más, pero no me dice nada estar en Liga de Campeones en noviembre o diciembre y no estar en junio. Estamos convencidos de que podemos ser equipo 'Champions'", añadió el técnico, que no se plantea la llegada de fichajes por esta mala racha: "No se nos ocurre pensar que la solución está fuera de este vestuario. La solución está en estos jugadores y no tengo la menor duda".

Quique consideró que sus jugadores tienen "capacidad, calidad y compromiso" para corregir las derrotas frente a Espanyol y Aris, "dos partidos desconcertantes más que malos", de los que analizó: "Cuando un equipo entrega seis goles, de los que en cinco hay errores groseros, es muy difícil buscar más excusas".

"También es verdad que estamos en el filo peligroso donde si algo tiene que caer hacia algún lado de la balanza cae hacia el contrario. Estamos en ese momento en el que hay que minimizar el riesgo y la suerte, porque no nos acompaña tampoco", valoró.

Quique, en cualquier caso, no responsabilizó únicamente a la defensa de los seis últimos goles recibidos: "Siempre he pensado que cuando un equipo defiende mejor también tiene que ver con que los once jugadores se comprometen a defender. No quiero achacar ni mucho menos a la defensa los errores defensivos, pero sí que es cierto que hay cosas que no han funcionado en los goles. Son muy evidentes".

El técnico, además, fue preguntado por dos nombres propios: David de Gea y Álvaro Domínguez. "De Gea tiene todo el derecho a fallar, tiene 19 años, y Casillas, Reina o Valdés, que son probablemente los mejores porteros de España, con 19 años fallaron mucho, con 18 fallaron casi constantemente y se hicieron grandes porteros. De Gea hasta ahora no había fallado ni una vez. El margen de error lo tiene todavía ampliamente por cubrir", dijo sobre el portero.

Y, sobre Domínguez, afirmó: "Que molesten poco quienes lo cuidan, que lo desbloqueen mentalmente, porque nos hemos encontrado un jugador bastante bloqueado mentalmente. A veces, los de fuera se piensan que los de dentro somos los que tenemos que hacer solo el trabajo y yo les pido a los que le cuidan en su entorno que lo desbloqueen mentalmente, porque le hacen mucho daño".

Mañana, entretanto, espera el Levante en el estadio Ciudad de Valencia. "Todos los equipos que pretenden salvarse, en casa cambian mucho. Será un partido tan difícil como todos los que hemos jugado fuera de casa. Ahora bien, nosotros tenemos que hacer el nuestro e intentar hacerlo lo mejor posible. Va a ser un partido físico, agresivo y en el que tendremos que ser mejores si queremos ganar. Si no, no ganaremos", avisó.