Polémica por la prohibición del velo islámico a una judoka

El presidente de la Federación Internacional de Judo ha confirmado que no se le permitirá usar a la atleta el velo en la competición

Arabia Saudí era uno de los tres países que nunca había enviado deportistas femeninas a los juegos

deportes

| 27.07.2012 - 17:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Arabia Saudí, el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Federación Internacional de Judo mantienen conversaciones para encontrar una solución a la decisión de impedir a una participante saudí competir con el 'hiyab', un tipo de velo islámico.

El pasado jueves, el presidente de la Federación Internacional de Judo (FIJ), Marius Vizer, confirmó que a la atleta Wodjan Ali Seraj Shaherkani no se le permitiría usar el velo en la competición.

Shaherkani debe competir en el torneo femenino de peso pesado el próximo viernes, y ahora su participación podría estar en duda. "Todavía tenemos una semana y está previsto que compita, no hay ninguna información de que no vaya a ir", dijo el portavoz de la FIJ, Nicolas Messner en declaraciones a Reuters. "En las reuniones se está dando un enfoque positivo y estamos seguros de que encontraremos una solución”, ha comunicado por su parte el portavoz del COI Mark Adams.

La atleta, que competirá en la categoría de 78 kilos en judo, y la atleta de 800 metros adolescente Sarah Attar serán las primeras mujeres saudíes en participar en los Juegos después de las conversaciones entre el COI y el país árabe. La decisión de permitir que las mujeres atletas de Arabia Saudí compitan en Londres fue elogiada por el presidente del COI, Jacques Rogge. "Esta es una noticia muy positiva y estaremos encantados de dar la bienvenida a las dos atletas en Londres en unas semanas", apuntó Rogge en un comunicado a principios de julio.

Arabia Saudí era uno de los tres países que nunca había enviado a deportistas femeninas a los juegos, junto a Brunei y Qatar, pero los tres confirmaron que romperán esta tendencia en los Juegos de Londres 2012.