Piqué pone picante a la concentración de 'La Roja'

Del Bosque: "Hubo festejos peores, fue ironía"

Aficionados insultaron al central en el entrenamiento de la Selección

Jordi Alba: "No se faltó al respeto a nadie con lo de Piqué"

deportes

| 09.06.2015 - Actualizado: 15:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cuando se esperaba una semana tranquila para cerrar la temporada con dos partidos a destiempo para la mayoría de los internacionales españoles, Gerard Piqué se ha encargado de poner picante en la concentración y en su reencuentro con los madridistas, tras su dardo en la celebración con el Barcelona de la conquista de la quinta Copa de Europa.

El primer día de una nueva concentración, tras la primera semana de trabajo de mantenimiento físico para los internacionales, habría sido uno más con el regreso de los flamantes campeones de Europa a la misma hora que el derrotado Álvaro Morata. Pero la realidad fue bien distinta. La atención centrada en La Ciudad del Fútbol y el esperado reencuentro de Piqué con Iker Casillas, Sergio Ramos, Dani Carvajal e Isco Alarcón tras su celebración.

EN EL CENTRO DE LAS MIRADAS

"Gracias a Kevin Roldán, contigo empezó todo", dijo Piqué en su discurso en el centro de un Camp Nou abarrotado. Todos los focos apuntaban a él en cada paso que daría en el campo de entrenamiento principal de La Ciudad del Fútbol. Comenzó la charla del seleccionador Vicente del Bosque y estaba al lado de Casillas. El capitán tuvo un gesto que se repetirá hasta la saciedad en televisión, puso en medio a Marc Bartra.

No hubo palabras de los madridistas con Piqué pero sí del seleccionador que quiere mantener la paz en el grupo y no regresar a tiempos pasados de total fractura entre los internacionales madridistas con los barcelonistas con el trasfondo de José Mourinho. La respuesta segura a Piqué se hace esperar. Se la dará Sergio Ramos que nunca se muerde la lengua.

De momento apenas se entrenaron juntos. Del Bosque tenía un plan específico para los barcelonistas que más jugaron la final. Junto a Piqué, Sergio Busquets y un Jordi Alba con el pelo rapado por una promesa si ganaba la Liga de Campeones, apenas estiraron y corretearon unos minutos antes de ver el entrenamiento de sus compañeros desde un banquillo.

Con el grupo sí trabajo más tiempo Álvaro Morata y también Marc Bartra y Pedro Rodríguez, especialmente brillante en la sesión sin cansarse de marcar goles en los partidos en reducidas dimensiones que disputaron. Con menos minutos de los deseados en el Barcelona encuentra su espacio en la selección española donde sigue siendo importante para Del Bosque.

Completaron toda la sesión las otras dos novedades del día, Santi Cazorla y David Silva que la semana pasada se ausentaron al tener aún partidos con Arsenal y Manchester City respectivamente.

Así comenzó a pensar España en el amistoso ante Costa Rica del próximo jueves y el partido importante de Bielorrusia del domingo, camino de la Eurocopa 2016. Entrenó con Sergio Ramos totalmente recuperado, Cesc Fábregas con la máscara de protección en su nariz recién operada y David de Gea mejorado de sus molestias en un glúteo.

Eso sí, con una baja importante con Andrés Iniesta que Del Bosque ha decidido no cubrir. El centrocampista manchego lamentó en sus cuentas oficiales en las redes sociales su ausencia: "Lamento no poder estar con la selección en estos dos partidos. Aunque he hecho todo lo posible, la lesión que tenía después del partido no ha mejorado y no me permite estar con mis compañeros. Os deseo lo mejor para los próximos días".

Su mensaje llegó rápido a una concentración donde un compañero de club suyo, Piqué, ha puesto el picante que últimamente no aparecía entre los ingredientes.