Peterhansel ratificó su reinado y Price es el nuevo heredero en motos

Nani Roma, el mejor piloto español en coches: "No estoy contento con el sexto puesto, quería el título"

Peterhansel: "Este título es uno de los tres mejores de mi vida"

Gerard Farrés, 8º en motos: "Es muy importante ser el mejor español en un Dakar"

Laia Sanz: "Hubiera podido estar más adelante"

Price y Peterhansel

deportes

| 18.01.2016 - 11:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El francés Stephane Peterhansel sumó su duodécima corona del Dakar, la sexta en coches, mientras que Toby Price se adjudicó por primera vez el título en motos, al finalizar la octava edición de la carrera más difícil del mundo. El francés Stephane Peterhansel se coronó por primera con la marca Peugeot y sumó un nuevo capítulo a la historia dorada de 'Monsieur Dakar'.

Siempre he soñado lograr esta victoria con un fabricante francés. En el palmarés de mis victorias esta va a figurar en el Top 3. Es demasiado pronto para tomar una decisión sobre lo que haremos a continuación. El último gran desafío en mi carrera era conseguir el mismo número de victoria en coches que en motos. Y ya está. No sé muy bien si me queda alguna motivación así de importante", afirmó Peterhansel.

DOCE TRIUNFOS

El ganador de seis título en motos (1991, 1992, 1993, 1995, 1997 y 1998) y seis en coches (2004, 2005, 2007, 2012, 2013 y 2016), terminó primero administrando una gran ventaja sobre su escolta, el catarí Nasser Al Attiyah (Mini), defensor del título, que finalizó a 34:58 minutos.

"Estoy decepcionado porque quería ganar la carrera pero un segundo puesto no está mal. Quiero destacar que pudimos descontar gran parte de la ventaja que nos llevaba Stephane (Peterhansel) en estas últimas etapas. Ahora volveré en 2017 para ser campeón", expresó el jeque catarí.

De esta manera, Peugeot consigue su primera conquista en el segundo año desde su regreso al Dakar de la mano de uno de los emblemas de esta competencia. El tercer lugar le correspondió al sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), que arribó a 1:02:47 del líder, mientras que la cuarta plaza fue para el debutante finlandés Mikko Hirvonen.

"Hicimos un gran trabajo con el equipo y este nuevo podio es una muy buena actuación, aunque el próximo año debemos aspirar a dar un paso más", dijo De Villiers, mientras que Hirvonen sentenció: "Estoy feliz de haber terminado este Dakar tras dos semanas excepcionales. Fue una experiencia espectacular y espero volver en el futuro".

LOEB SE LLEVA LA ETAPA

En la etapa de este domingo, de apenas 180 kilómetros de especial, el vencedor fue el francés Sebastien Loeb (Peugeot), por delante de Mikko Hirvonen a 1:13 minutos y el tercer lugar fue para el catarí Nasser Al Attiyah (Mini) a 1:36 minutos.

La clave del título de Peterhansel fue la constancia tras el retraso de su compatriota Sebastien Loeb y el abandono del español Carlos Sainz, dos de sus tres compañeros de equipo en la marca francesa.

Nani Roma (Mini) tuvo un buen final de competición y finalizó en la sexta plaza por detrás de la Toyota del sudafricano Leeroy Poulter, pero poco menos de ocho minutos delante del francés Cyril Despres, con quien mantuvo una lucha en la recta final del Dakar.

"El año superar la actuación de este no será complicado. No merece la pena darle vueltas al pasado porque no va a cambiar", dijo el catalán que luego al ser consultado por su esposa Rosa Gómez enfatizó risueño: "Ya está bien que alguien en casa haga algo bien en el Dakar".

PRICE, GANADOR EN MOTOS

En motos, Toby Price se convirtió en el primer ganador australiano de esta prueba en 38 ediciones disputadas desde 1979. El piloto de KTM ocupa el trono que en los últimos diez años había tenido tan sólo dos reyes: el francés Cyril Despres y el español Marc Coma.

Luego del tercer lugar obtenido en 2015 en su estreno en la competencia, este australiano de 28 años obtuvo la corona en su segunda participación. "Es una alegría inmensa poder conseguir este triunfo tanto para la marca KTM como también en lo personal. Estoy muy emocionado por esta conquista y ahora sólo quiero disfrutarlo con mi familia. Fue un gran esfuerzo", declaró a EFE Toby Price.

Price mantuvo un buen ritmo durante toda la competición y, luego de liderar la prueba en la segunda etapa se mantuvo entre los tres mejores durante los lideratos del eslovaco Stefan Svitko (KTM) y del portugués Paulo Gonçalves (Honda), además de verse favorecido por los tempranos abandonos del español Joan Barreda (Honda), el austríaco Matthias Walkner (KTM) y el portugués Ruben Faría (Husqvarna).

El segundo lugar le correspondió al eslovaco Stefan Svitko (KTM) a 39:41 minutos, mientras que tercero fue el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) a 48:48 minutos y cuarto el argentino Kevin Benavides (Honda) a 54:47.

"Fue un Dakar exigente y estoy muy feliz con el segundo lugar conseguido. Luego de un trabajo tan duro de preparación este resultado genera gran satisfacción", expresó el eslovaco Svitko.

FARRÉS, MEJOR ESPAÑOL

Por su parte, el chileno Quintanilla celebró ser el mejor latinoamericano en la clasificación y enfatizó: "Se lo dedico a todos los que me han apoyado durante todo este tiempo y a mi querido Chile. Sentí mucho el respaldo de mi país".

Por su parte, el debutante con Honda y mejor novato de la competencia, Kevin Benavides entre lágrimas y abrazos del público dijo: "La verdad que no me esperaba este resultado pero por suerte se dio. Si bien cometí algunos errores por ser mi primer Dakar, estoy satisfecho y ahora sólo me queda disfrutar". Con esta victoria de Price, la marca KTM extendió su dominio en la especialidad motos a quince años con triunfos consecutivos.

En esta última etapa el triunfo le correspondió a Quintanilla, apenas 1:41 minutos por delante de Benavides y a 2:37 del portugués Helder Rodrígues, los tres que se disputaban el tercer lugar del podio en la jornada de hoy.

Los mejores españoles en la clasificación fueron Gerard Farrés (KTM-Himoinsa) en la octava posición, Armand Monleón (KTM) en la décima, Laia Sanz (KTM) en la decimoquinta, Iván Cervantes (KTM-Himoinsa) en la decimosexta y Jordi Viladoms (KTM).

LAIA SANZ ESPERABA MÁS

"Es un placer inmenso haber podido acabar este Dakar de tan buena manera. No es el placer de ser el mejor español sin de saber que el equipo logró terminar con sus cinco motos. Esto es un trabajo de equipo", enfatizó Farrés tras cruzar la línea de meta. "Este es un resultado tras dos años de intenso trabajo para preparar esta prueba. Me voy más que satisfecho por el trabajo realizado", sostuvo Armand Monleón.

"Siempre no puede ir todo bien. No todos los años se puede tener el rendimiento deseado. El recorte de las etapas, las anginas y el dolor de clavícula no me permitieron tener el Dakar esperado", añadió Laia Sanz.

En la categoría quads, el argentino Marcos Patronelli se adjudicó su tercer título y repitió una conquista que ya había logrado en 2010 y 2013.

Luego de un año de ausencia por motivos empresariales, el menor de los hermanos Patronelli se dio el gusto de volver a saborear la victoria escoltado por su hermano Alejandro en el segundo lugar, que le permite repetir un 1-2 que ya había conseguido en 2010 y 2012.

Con el triunfo de Marcos Patronelli, Yamaha ratificó su hegemonía absoluta en quads en las ocho ediciones disputadas en esta modalidad desde su estreno en 2009. Luego de un liderato en la primera semana del chileno Ignacio Casale y un breve paso por la cima del ruso Sergei Karyakin, los hermanos Patronelli dieron muestra de su regularidad y se subieron a los primeros lugares de un podio que no abandonaron más.

LOS ABANDONOS

Los abandonos del propio chileno Casale y del polaco Rafal Sonik, defensor del título, allanaron el camino a esta clara victoria de Marcos Patronelli, a 5:23 de su hermano Alejandro. El tercer lugar le correspondió al sudafricano Brian Baragwanath a 1:41:53 del vencedor, que relegó a la cuarta ubicación al ruso Sergei Karayakin.

Por último, entre los camiones, el holandés Gerard De Rooy con su Iveco se adjudicó el título y, además de sumar su segundo título tras el conseguido en 2012, quebró una vez más la hegemonía de la marca rusa Kamaz.

Acompañado por el catalán Moisés Torrallardona y el polaco Darek Rodewald, De Rooy tuvo su premio a la constancia y sumó su segundo título en territorio sudamericano, superando el legado de su padre Jan, que había conseguido su única conquista en 1987.

El holandés aventajó en 1:10:29 a su escolta ruso Eduard Mardeev con Kamaz, mientras que el argentino Federico Villagra (Iveco) ratificó su condición de sorpresa y se quedó con el tercer lugar del podio. De Rooy tuvo el premio a la constancia en su andar durante las dos semanas para superar a los Kamaz, pero también a los Man, que habían tenido un gran comienzo de Dakar en este 2016.

En esta última etapa, el vencedor fue Hans Stacey (Man), con una diferencia de 3:13 minutos sobre Mardeev y 3:16 sobre Villagra.