Pedro Burgo sorprende y se hace con la victoria en el duelo de los campeones

deportes

| 27.11.2010 - 19:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Pedro Burgo (Mitsubishi) se hizo con el triunfo en el última cita del Nacional de rallys, el RACE-Comunidad de Madrid, una carrera que prometía mucho ante el duelo entre Xevi Pons (Ford), campeón del título SWRC y Berti Hevia (Skoda), campeón de España de la especialidad.

Mucho se esperaba de esta carrera, puesto que las bajas en la inscripción habían dejado la prueba en un mano a mano entre ambos. Finalmente Hevia consiguió subir a la segunda plaza, aunque poco duelo hubo, mientras que tercero fue Víctor Senra (Mitsubishi).

Pronto se vio que Hevia no iba a arriesgar más de lo necesario y que Pons no estaban rindiendo al máximo, en ambos casos porque los vehículos que utilizaban no fueron los habituales de la temporada.

Hevia porque estrelló su coche en el Sierra Morena, y Pons porque la unidad del Fiesta S2000 que utilizó no era la misma que con la que compitió en el mundial.

Así, llegaron los invitados inesperados a la lucha por el triunfo, aunque Pons sí se acostó líder tras la disputa de los dos tramos de anoche, el tercero tuvo que ser suspendido.

Pedro Burgo pronto dio muestras de que sí iba al límite para conseguir el triunfo, mientras que Alberto Monarri (Subaru) iba a demostrar su buen conocimiento de la sierra madrileña, la cual hoy deparó temperaturas que rondaron los cero grados con mucha nieve en las cunetas, que no en el asfalto gracias a la sal esparcida.

Monarri se colocó líder tras el segundo tramo de hoy aunque sufrió una salida en una zona muy rápida de la penúltima especial, lo que le costó la victoria.

Por entonces se estaba jugando el triunfo con Burgo. Apenas unos segundos les separaban a ambos, por lo que debía continuar al límite hasta el final, y lo terminó pagando. Consiguió llegar al final del tramo pero ya de nada le valdría.

Y la pugna entre los campeones se dirimió de forma desigual: Pons abandonó antes del tercer tramo, por problemas de la transmisión, mientras que Hevia consiguió el segundo puesto después de haber estado toda la jornada entre el tercero y el quinto. La velocidad de su Skoda S2000 le ayudó en las pasadas al circuito del Jarama.