Partidazo de Ibaka ante su ex de los Thunder

Ibaka (31 puntos, 9 rebotes y 4 tapones) en la victoria de Orlando Magic

Ibaka: "No hay nada de venganza, ni demostrar mis cualidades como jugador, las aficionadas las conocen, simplemente salí al campo a ganar como siempre lo hago"

Ricky Rubio (10 puntos) dirige el triunfo de Timberwolves ante los Lakers

deportes

| 14.11.2016 - 09:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka regresó al Chesapeake Energy Arena por primera vez como exjugador de los Thunder de Oklahoma City y lo celebró con la mejor actuación encestadora desde que llegó a la NBA al conseguir 31 puntos y la canasta del triunfo (117-119) conseguido por el Magic de Orlando.

Ibaka, que encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos, a falta de cuatro décimas de segundo del final del tiempo reglamentario, hizo un tiro de suspensión desde el lateral para anotar la canasta que rompió el empate y dio la victoria al equipo de Orlando.

31 PUNTOS, 9 REBOTES Y 4 ASISTENCIAS

El internacional español, que jugó siete temporadas con los Thunder hasta que el pasado verano fue traspasado por este equipo, tuvo la mejor inspiración encestadora como profesional al anotar 13 de 19 tiros de campo, incluidos los dos triples que intentó, y acertó 3-3 desde la línea de personal.

Ibaka capturó nueve rebotes, incluidos seis defensivos, y también dominó bajo los aros al poner cuatro tapones, siendo el líder del equipo en esa faceta del juego. La acción de la canasta de Ibaka llegó después de que el base estrella Russell Westbrook hubiera fallado un tiro en suspensión a falta de 11 segundos para el final, lo que permitió a Ibaka ser el héroe ganador del Magic y el verdugo de su exequipo.

"No hay nada de venganza, ni demostrar mis cualidades como jugador, las aficionadas las conocen, simplemente salí al campo a ganar como siempre lo hago", destacó Ibaka. "Mi experiencia con los Thunder será inolvidable y estoy agradecido por todo y con todos, pero ahora me debo a otro equipo y compañeros".

El base Elfrid Payton anotó 23 puntos y el escolta-alero francés Evan Fournier aportó 21 tantos que también ayudaron al triunfo del equipo de Orlando (4-6), que rompió la racha de tres derrotas consecutivas. Mientras que Westbrook volvió a tener una actuación de triple-doble con 41 puntos, 16 asistencias y 12 rebotes, el tercero que consigue en lo que va de temporada, y el cuadragésimo como profesional.

IBAKA CORTA LA RCHA DE LOS THUNDER

Los Thunder habían ganado 20 partidos consecutivos cuando Westbrook logró un triple-doble, racha que le cortó su excompañero Ibaka.

Además, los Thunder (6-4) sufrieron la tercera derrota consecutiva, todas en su campo, después de haber iniciado la nueva temporada con una marca ganadora de 6-1, la mejor desde que tienen su sede en Oklahoma City.

El escolta-alero Victor Oladipo, exjugador del Magic, que entró en el traspaso de Ibaka, fue el segundo máximo encestador al conseguir 12 puntos.

Mientras que el escolta novato español Álex Abrines jugó 19 minutos como reserva y aportó siete puntos al anotar 3 de 7 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, capturó tres rebotes -todos defensivos-, y perdió un balón. El Magic tuvo hasta 21 puntos de ventaja en el segundo cuarto y llegaron al descanso con 10 arribas (47-57) después de que Ibaka hubiera anotado 19 puntos, los mismos que Westbrook.

Los Thunder se pusieron con ventaja en el marcador (84-82) al iniciar el cuarto periodo tras haber empatado con anterioridad el pívot suizo Enes Kanter la canasta del empate a 80-80. Pero la noche y la inspiración era toda de su excompañero Ibaka que al final hizo la diferencia que lo dejó a la vez como héroe y villano.

RICKY RUBIO DIRIGE EL TRIUNFO ANTE LOS LAKERS

El alero canadiense Andrew Wiggins encontró su mejor toque de muñeca al conseguir 47 puntos -marca como profesional-, y el base Ricky Rubio dirigió el juego con doble-doble de 10 tantos y 10 asistencias que permitieron a los Timberwolves de Minnesota vencer por 125-99 a Los Angeles Lakers.

Si la pasada noche, los Timberwolves no pudieron con Los Angeles Clippers y perdieron por 105-119 ante los Lakers, su ataque fue más arrollador con la combinación de Wiggins que superó en todo momento a la defensa del equipo californiano, y Rubio que también impuso su clase en la dirección del juego y generó el espectáculo con pases de todas las marcas.

De principio a fin el dominio de los Timberwolves fue completo, aunque los Lakers después de haber estado abajo 25 puntos en el descanso (69-46) y de 15 (87-72) al concluir el tercero, iniciaron el cuarto con una racha de 8-2 y 11 puntos consecutivos del escolta Lou Williams, que bajó la diferencia hasta los siete puntos.

10 PUNTOS DE RUBIO

Rubio, decisivo en la primera parte en el juego ofensivo, con 10 puntos, los mismos con los que concluyó el partido tras disputar 34 minutos, anotó 4 de 6 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y 1-2 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes -todos defensivos-, recuperó dos balones y perdió otros dos.

Sin aportación de los titulares, el entrenador de los Lakers, Luke Walton, tuvo que utilizar al máximo al banquillo y Williams fue el líder y sexto jugador al llegar a los 17 tantos con los que el equipo tuvo esperanza de hacer la remontada, que al final no se dio. Mientras que el base Jordan Clarkson llegó a los 14 tantos y capturó tres rebotes.

El base español José Manuel Calderón salió 10 minutos como reserva con los Lakers y siguió con su pobre toque de muñeca al fallar los dos tiros de campo que lanzó, incluido un intento de triple. Pero el jugador de Villanueva de la Serena capturó tres rebotes y dio una asistencia, que tampoco impidieron la derrota de los Lakers, que dejaron su marca en 6-5 por 3-6 para los Timberwolves, que tienen 2-2 en su campo del Target Center.