Open Australia: Muguruza, a octavos de final

Se impone a Sevastova por 6-4 y 6-2 y se enfrentará a la rumana Cirstea: "Me veo preparada, mientras más partidos juego mejor me va a ir"

deportes

| 20.01.2017 - 14:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Garbiñe Muguruza protagonizó una espectacular reacción para vencer a la letona Anastasija Sevastova, 33 del mundo, por 6-4 y 6-2 y colocarse en los octavos de final del Abierto de Australia. Garbiñe resolvió el duelo en 64 minutos en su mejor partido este año en Melbourne Park, y ahora se enfrentará contra la rumana Sorana Crstea, 78 del mundo, que derrotó a la estadounidense Aison Riske, 42, por 6-2 y 7-6 (2) en busca de los cuartos de final.

"Me apetece jugar contra ella", había dicho hace dos días la campeona de Roland Garros, recordando que fue Sevastova su verdugo en la segunda ronda del pasado Abierto de EE.UU. (7-5 y 6-4). Esta noche completó su venganza, en un partido sin demasiadas complicaciones.

SE MOVIÓ SON DOLOR

Como el encuentro anterior contra la estadounidense Samantha Crawford, Garbiñe salió a la pista con un vendaje para proteger la parte alta de su muslo derecho, pero sin mostrar signos de dolor. Se movió sin problemas y precisa en los momentos clave.

La española tardó, no obstante, en entrar en juego, y errática y algo dubitativa al principio ante el versátil juego de su rival, capaz de golpear y cortar la bola, dejó que Sevastova dispusiera de dos oportunidades para marcar el 3-0, pero en cuanto se calmó, su tenis se volvió más sólido e inmediatamente dominó desde el fondo de la pista, con golpes cada vez más profundos.

PASEO EN EL SEGUNDO SET

Con la remontada, Garbiñe sacó con 5-2, y dispuso de una bola de set, pero Sevastova la neutralizó con una gran derecha cruzada ante la subida de la española, y la letona tomó aire para romper a continuación, y acercarse en el marcador después con su servicio. Pero con 5-4 Muguruza jugó más ofensiva y con un buen servicio remató este parcial en 37 minutos.

En el segundo, Garbiñe apretó los dientes y llevo el peso del partido controlando con su revés cruzado y metiéndose más en la pista. Su peso de bola se hizo evidente y Sevastova ya no pudo con ella en los intercambios hasta entregar el set con un revés largo fuera de la pista, después de un intenso peloteo. Con esta victoria, la jugadora española firmó sus terceros octavos de final en este Gramd Slam.

"TODAVÍA NO ME VEO CON EL TROFEO"

Muguruza señaló que todavía no se ve "con el trofeo", por mucho que haya sumado ya tres victorias. "Me veo preparada, mientras más partidos juego mejor me va a ir" dijo Garbiñe tras vencer a la letona Anasatasija Sevastova, por 6-4 y 6-2. "Para el título no sé, si ni siquiera sé quién tengo en el cuadro. Solo sé que ahora me toca Cirstea. Pero no estoy pensando en eso, solo en recuperarme y jugar", expresó.

"Por mucho que haya ganado un Grand Slam y ahora esté en octavos no me veo con el trofeo ya. Estoy como todas las demás, a ver qué pasa", dijo Muguruza que admitió que quería venganza contra Sevastova.

"Ha sido un día largo, esperando a jugar tu partido, y quería la revancha, está claro. Me dolió bastante la derrota en el US Open y quería un sabor diferente. Entre eso y la espera, salí un poco acelerada", dijo.

"Los primeros juegos he jugado quizás muy deprisa y al cabo de tres minutos estaba 2-0 abajo", recordó. "Había cometido fallos, no de mucha distancia, pero iba muy rápido el tiempo y me he dado cuenta de que tenía que pararme un poco y pensar en lo que hacía, y jugar algo diferente, no jugar tan a saco. Entré a la pista muy acelerada", añadió.

"Normalmente los primeros partidos son los más difíciles", dijo ya más relajada. "Todos pensamos que a partir de aquí el torneo es más bonito. En las primeras rondas es donde una está más nerviosa y hay más sorpresas. Por eso intento estar 'megaconcentrada' porque no llegaré nunca a una ronda final si me tropiezo al principio"