Nuevo reto del Real Madrid frente al mejor Barcelona de la historia

Las ausencias de Khedira y Arbeloa determinan el once inicial madridista

deportes

| 16.01.2012 - 14:44 h

Javier Lázaro

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las ausencias de Khedira y Arbeloa determina la alineación que presentará el miércoles el Real Madrid frente al Barcelona. El lateral derecho y uno de los centrocampistas de contención se caen del equipo por sanción el español y por lesión el alemán. A Mourinho se le plantea un problema, porque después del 1-3 de liga sin trivote por seguir los consejos de los jugadores, se espera que el portugués vuelva a fortalecer el centro del campo para recibir a los azulgrana en Copa.

Lass, Khedira y Xabi Alonso partían como favoritos para formar el trivote y enfrentarse al poderoso y poblado centro del campo culé. Pero el alemán se lesionó en Málaga y quizás el francés tenga que hacer de lateral derecho para sustituir la baja de Arbeloa, papel que también puede ejercer Fabio Coentrao. Puede ser que Pepe adelante su posición al centro del campo, experimento que ya funcionó en liga y final de copa la temporada pasada. Pepe sería compañero de Xabi y Lass o de Xabi y Coentrao, porque no parece que pueda entrar en el equipo Esteban Granero.

Así, si el central sube al centro del campo habría que buscar en Albiol o Varane a su sustituto, opciones que tampoco terminan de convencer a Mou. Si Pepe se mantiene como central junto a Sergio Ramos, entran en juego las posibilidades de José Callejón por la derecha del ataque madridista, las de Kaká e incluso las del doble delantero centro, con Higuain y Benzema acompañando a Cristiano en punta.

Mourinho se encuentra con un puzzle a resolver de cara al partido del Bernabéu y con una necesidad de cara al futuro del equipo: resolver ese complejo que empequeñece al Real Madrid cuando juegan contra el Barcelona, el único equipo de España con el que los jugadores madridistas no se sienten superiores, más bien todo lo contrario.