Nueva batalla por el título entre Rossi y Lorenzo en el sur del Pacífico

Lorenzo: "Esta puede ser, seguramente, nuestra última oportunidad"

Rossi: "Ahora Lorenzo y yo somos rivales encarnizados"

Pedrosa: "Soy neutral en su pelea, porque aprendo de esas situaciones"

Márquez: "Mi mentalidad puede ser un punto fuerte o también débil"

De Angelis sigue su mejoría aunque aún no podrá ser trasladado a Europa

Jorge Lorenzo y Valentino Rossi

deportes

| 15.10.2015 - 11:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) y el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), protagonizan este fin de semana en el circuito australiano de la isla de Phillip Island, en el sur del Pacífico, una nueva batalla en la guerra deportiva que ambos dirimen por el título mundial de MotoGP de 2015.

Rossi llega a Australia con la moral crecida tras derrotar a Lorenzo en el trazado japonés de Motegi, en donde la lluvia le volvió a jugar una mala pasada al español, quien dominó a placer la primera mitad de la carrera pero al dejar de caer agua el ritmo impuesto le hizo pagar un precio muy alto con la degradación de los neumáticos, razón por la cual tanto Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), brillante vencedor, como Valentino Rossi, le doblegaron.

SIN LLUVIA

Todo apunta, por las primeras previsiones meteorológicas, a que en Phillip Island no lloverá, pero lo que si hará es un frío intenso, que obviamente afecta y mucho al rendimiento de los neumáticos, aunque las dos últimas ediciones del Gran Premio de Australia han visto las victorias de Jorge Lorenzo (2013) y Valentino Rossi (2014).

Antes, la supremacía fue para el ya retirado Casey Stoner. El piloto australiano ejerció una auténtica tiranía en este trazado, al ganar todos los grandes premios desde 2007 hasta 2012, ya fuese con Ducati o al manillar de la Repsol Honda RC 213 V.

Pero un dato que cuenta, y mucho, a favor de Valentino Rossi, es el que le sitúa como el piloto en activo con más victorias en ese trazado, puesto que ha logrado ocho triunfos. Dos en el cuarto de litro, uno en 500 c.c. y cinco en MotoGP.

Así las estadísticas y con la regularidad que ha mostrado el piloto italiano, nueve veces campeón del mundo y líder en la presente temporada con dieciocho puntos, Jorge Lorenzo tendrá que esforzarse al máximo y conseguir un buen ritmo de carrera, como ha hecho en anteriores grandes premios, sin que la lluvia de al traste con sus aspiraciones, puesto que de aquí al final de la temporada restan tres grandes premios y solo le vale quedar por delante de Rossi, el único junto al británico Bradley Smith (Yamaha YZR M 1), que ha puntuado en todas las carreras.

DUELO EN LA CUMBRE

Pero una vez más, en esa lucha encarnizada y casi fraticida entre los dos compañeros de equipo, se pueden inmiscuir, de hecho lo han hecho ya, los pilotos de Repsol Honda, Marc Márquez y, en última instancia Dani Pedrosa.

El trazado de Phillip Island es históricamente favorable a las características de las Honda, que en la última época suma cinco triunfos, si bien el último de ellos llegó de la mano de Casey Stoner en 2012, aunque tanto Pedrosa como Márquez, que estuvo a punto de ganar la carrera de 2013 si no le hubiesen mostrado bandera negra de eliminación por no entrar a cambiar de neumáticos cuando se había previsto por la organización para evitar una situación de riesgo para los pilotos por la rápida degradación que ese año sufrieron los mismos como consecuencia de un asfalto nuevo altamente abrasivo.

En cualquier caso los protagonistas en Australia volverán a ser los mismos, los pilotos oficiales de Yamaha y de Repsol Honda, puesto que tanto las Ducati de los Andrea, Iannone y Dovizioso, volverán a estar un paso por detrás, como también las Suzuki de los españoles Aleix Espargaró y Maverick Viñales, que no recibirán ninguna evolución en lo que resta de temporada.

Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1) tendrá que probarse tras el fuerte golpe que se produjo en Motegi con el claro objetivo de intentar arrancar algún buen resultado en lo que resta de una temporada en la que su compañero Bradley Smith se ha mostrado más fuerte que él.

Héctor Barberá, con la Ducati de la escudería Avintia, tendrá nuevamente por objetivo defender la primera plaza en la categoría Open, pero ahora con el acicate de llegar desde Japón con el mejor resultado de la temporada en el bolsillo, una novena posición que supo ganarse con una buena estrategia de carrera.

En el caso de Álvaro Bautista, al manillar del prototipo de evolución de la Aprilia RS-GP, el objetivo volverá a ser entrar en los puntos, algo que se le negó en Motegi y que ha sucedido en cinco ocasiones durante la presente temporada. Toni Elías continuará con su fase de adaptación a la Forward Yamaha, si bien en su caso se antoja complicado que pueda llegar a la zona de puntos.