Navas la cara; James la cruz en la irregular Liga del Real Madrid

Un héroe bajo los palos, un villano fijo en la suplencia

Keylor Navas y James Rodríguez

deportes

| 16.05.2016 - 14:49 h
REDACCIÓN

El portero costarricense Keylor Navas estuvo a punto de marcharse por David de Gea y terminó siendo figura en la Liga BBVA del Real Madrid, la cara del conjunto blanco, mientras que el colombiano James Rodríguez representa la cruz en un año que pasó de indiscutible a cuestionado, relegado al banquillo por Rafa Benítez y Zinedine Zidane.

Nada hacía presagiar el final de curso que han tenido Keylor Navas y James Rodríguez en el Real Madrid. Al ‘tico’ lo retuvo a última hora el fax que nunca llegó con la firma de David de Gea, quien era el hombre llamado a reemplazar la figura de Iker Casillas tras su convulsionada partida al Oporto.

JAMES, DE HÉROE A VILLANO

Entre tanto, aunque el Real Madrid no ganó ningún título grande en la temporada 2014-15, James había asombrado con su fútbol gracias 13 goles y 13 asistencias en 29 partidos jugados de Liga. Sumando todos los torneos llegó a 17 dianas, las mismas que el galés Gareth Bale en esa temporada.

La presente campaña arrancó bien para ambos. Los dos primeros partidos de la Liga Keylor dejó su portería a cero para recuperar confianza después del momento de inestabilidad vivido, con el cariño del madridismo en todo momento, y James marcó un doblete en la segunda jornada ante el Betis.

El desarrollo de la temporada fue desde entonces opuesto para ambos. Navas cerró doce partidos de 34 disputados en Liga sin encajar goles y sus paradas siempre fueron decisivas en momentos importantes de los partidos.

UN RENDIMIENTO POR DEBAJO A SU TALENTO

Sin embargo, para el centrocampista colombiano la situación fue diferente tras el partido amistoso entre su selección y Perú (1-1), el 9 de septiembre, en el que tuvo que ser sustituido por lesión. Desde ese momento su rendimiento sufrió un bajón del que no ha conseguido levantarse.

En su regreso con el Real Madrid anotó un gol en la derrota 3-2 en la visita al Sevilla. De ahí de nuevo viajó para jugar eliminatorias con su país en un hecho que no sentó bien en el club al hacerlo recién recuperado y encarar partidos de gran intensidad. Marcó un gol en Chile y a su vuelta la relación Benítez entró en un punto de no retorno.

Su lugar fue quedando en manos de Lucas Vázquez y Jesé Rodríguez, llegando incluso a pasar partidos sin jugar. La situación enquistada con Benítez parecía que iba a cambiar con la llegada de Zinedine Zidane, pero el técnico francés vio a James a un nivel físico más bajo que el resto. Su condición de suplente y la pérdida de protagonismo en el Real Madrid se plasmó en el triunfo del Camp Nou, cuando no disputó un solo minuto.

SIN CONFIANZA EN ZIDANE

James no encontró nunca su mejor versión y las oportunidades que recibió de Zidane nunca recuperó su papel desequilibrante en el campo. Provocó que cuando llegaba un momento de inestabilidad los silbidos de la grada le alcanzasen y esta temporada ha aguantado más de un encuentro con la exigente afición madridista mostrándole su opinión, como al brasileño Danilo.

El gran año de Keylor Navas hizo olvidar muy pronto las dudas sobre quién debería salvaguardar la portería. El deseo de la directiva por el joven De Gea se esfumó y, con 29 años, el costarricense ha demostrado que no tiene un competidor en este momento por la titularidad.

Por su parte, el bajón de James lo sitúa en el mercado. Él o Isco Alarcón no seguirán el próximo curso en el Real madrid. Varios clubes grandes europeos, como Manchester United, PSG, Juventus o Bayern Múnich, están pendientes de la decisión que tome James. En su mano está recuperar el futbolista que apuntaba o marcharse por la puerta de atrás del Real Madrid.