Nadal ya está en cuartos de final de Shanghai tras ganar a Raonic

Celebró su triunfo número 299 en torneos de categoría Masters 1.000

"Estoy perdiendo menos pista, me siento mejor con el drive"

deportes

| 15.10.2015 - 14:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Rafa Nadal, octavo cabeza de serie, celebró en Shanghái su triunfo número 299 en torneos de categoría Masters 1.000 al superar en la tercera ronda, por 6-3 y 7-6 (3) en una hora y 39 minutos, al canadiense Milos Raonic, noveno favorito.

Con un parcial de 3-0 enfiló su segundo compromiso en Shanghái el nueve veces ganador de Roland Garros que, en la búsqueda de su mejor juego, afronta las últimas citas del calendario de la ATP como "un calentamiento para el año que viene".

SOLIDEZ EN EL SERVICIO

A empezar la próxima temporada con una energía diferente contribuirán victorias como la conseguida este jueves sobre el jugador de origen montenegrino, su verdugo meses atrás en los cuartos de final del torneo de Indian Wells.

Si entonces el zurdo mallorquín cedió por 4-6, 7-6 (10) y 7-5 ante Milos Raonic, pupilo del extenista croata Ivan Ljubicic, en la ciudad más poblada de China el exnúmero uno del mundo se apoyó en la solidez de su servicio y en la ambición al resto para dominar a uno de los mejores sacadores del circuito masculino.

Tres bolas de rotura concedió a Rafa Nadal en el primer set el canadiense, que entregó el primer juego disputado con su servicio -el segundo juego del partido- y no supo corregir su desventaja. En 36 minutos se adjudicó el español, de 29 años, el primer parcial en su camino hacia los cuartos de final del penúltimo Masters 1.000 de la temporada.

SAQUE-VOLEA

Con una volea alta de revés y tras una ambiciosa apuesta por el saque-red, resolvió Rafa Nadal en el undécimo juego del choque la primera amenaza de rotura de Milos Raonic, incapaz hasta entonces de comprometer el servicio del español, a quien el título -y suma 67 en su carrera- se le resiste en Shanghái. Solo en una ocasión, en el año 2009, alcanzó la final.

Lejos todavía de esa ronda -dos victorias le separan del definitivo encuentro por el trofeo de campeón-, Rafa Nadal se aseguró su presencia en los cuartos de final tras adjudicarse por 7-6 (3) el segundo set, resuelto con autoridad en el desempate.

Ese resultado significó no solo su triunfo número 299 en un torneo de categoría Masters 1.000, la más prestigiosa tras los cuatro Grand Slams, sino también su tercera victoria de la temporada ante un Top-10. Anteriormente, el checo Tomas Berdych y el también español David Ferrer eran los dos únicos jugadores con ránking superior al número diez derrotados por el de Manacor en 2015.

Campeón en Buenos Aires, Stuttgart y Hamburgo, Rafa Nadal buscará las semifinales ante el vencedor del duelo entre el suizo Stanislas Wawrinka y el croata Marin Cilic, cuarto y decimocuarto cabezas de serie, respectivamente.

"GANANDO LA CONFIANZA ES MEJOR PARA LO QUE VIENE"

Nadal subrayó que "ganando la confianza es mejor para lo que viene" y que "las cosas van por un camino mejor" al esperado. Tras su triunfo en la ciudad más poblada de China sobre el noveno mejor tenista del circuito masculino, Rafa Nadal aseguró en declaraciones a Canal Plus que "las cosas van por un camino mejor" al esperado "a estas alturas". "Es una parte del año que siempre me ha costado", explicó.

Finalista la pasada semana en Pekín, donde cayó ante el serbio Novak Djokovic, el exnúmero uno del mundo destacó la importancia de cada victoria. "Ganando la confianza es mejor para lo que viene", dijo. Rafa Nadal consideró asimismo que en las últimas semanas se produjo "un avance" en su juego que va más allá de los resultados.

"La realidad es que, aunque hubiera perdido ayer (ante el croata Ivo Karlovic), las sensaciones eran positivas. Aguanté la ansiedad y la presión y hoy ha sido similar", remarcó. Al igual que su primer oponente en Shanghái, Milos Raonic se caracteriza por ser un gran sacador, aunque este jueves el zurdo mallorquín, de 29 años, se encontró un partido "un poquito distinto".

"Dentro de la dificultad que es restar, al menos cuando el punto está en juego es más lógico que el de ayer", comentó antes de destacar su mejoría desde el fondo de la pista y su apuesta por golpes más agresivos, lo que le permite cubrir más pista con su derecha.