Nadal supera el susto de Kohlschreiber y se mete en octavos de Miami

Gana por 0-6, 6-2 y 6-3: "Uno se alimenta de partidos así, de sensaciones positivas"

Verdasco vende cara su derrota en ante Nishikori en un gran duelo (7-6, 6-7 y 6-1)

Arruabarrena da la sorpresa y pasa a cuarta ronda de Miami al ganar a Keys (7-5 y 7-5)

Murray podría causar baja ante Francia en la Copa Davis por su problema en el codo

deportes

| 27.03.2017 - 09:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Rafa Nadal remontó un 0-6 en el primer set ante el alemán Philipp Kohlschreiber para alcanzar (0-6, 6-2, 6-3) octavos de final del torneo de Miami, segundo Masters 1.000 de la temporada, un mal arranque que convirtió en anécdota para citarse ahora con el francés Nicolas Mahut.

El balear no jugó bien con su saque y cuando quiso encontrar respuesta a lo que sucedía sobre la central de Crandon Park el alemán gozaba ya de un 0-6 a favor. Kohlschreiber, que venía de ocho derrotas seguidas ante rivales del Top 10, optó por esa versión agresiva y casi kamikaze, que encontró premio en especial por el bajo porcentaje de primeros saques en Nadal.

SEGUNDO SET

El cuatro veces finalista del torneo de Florida hizo borrón y cuenta nueva y comenzó el segundo set mandando señales de reacción a su rival, celebrando como una gran victoria su primer juego del partido. Nadal gritó, avisó de su presencia y a Kohlschreiber comenzó a fallarle su osadía. El alemán regresó a su terreno mortal y multiplicó los errores.

Aún tardó Nadal en entrar en calor, pero con un mejor servicio ya no sufrió más bolas de 'break' en todo el partido. De hecho, en el tercer set, sólo perdió un punto con su saque. Antes, el balear encontró el 'break' por partida doble en el segundo parcial para llegar al desempate. La bolas del alemán se quedaban ya en la red o no encontraban las líneas como antes.

El paso al frente de Nadal encogió el juego de Kohlschreiber, en una despedida anunciada a pesar del 6-3 con un único break de inicio. El balear puso el 14-1 en enfrentamientos entre ambos y superó una nueva prueba en Miami, después del complicado debut ante el israelí Dudi Sela y el viento sobre Crandon Park.

"UNO SE ALIMENTA DE PARTIDOS ASÍ"

Nadal dijo que su remontada ante el tenista alemán Philipp Kohlschreiber, que le asestó un duro correctivo en el primer set, con un 6-0 en 25 minutos, es de las que "cambian dinámicas" a los jugadores. "Uno se alimenta de partidos así, de sensaciones positivas", aseguró en conferencia de prensa.

Nadal se mostró muy satisfecho de superar un "partido muy complicado" y haberle dado la vuelta ha sido "muy importante" y es de esos choques que "cambian dinámicas". Un 6-0 como el que recibió en el primer set es, indicó, una combinación de "circunstancias", pero que en este caso no se debió a una "mala actitud", y, aunque reconoció que no hizo su mejor set, el alemán jugó a un nivel "muy superior" a lo que es habitual.

Aseguró que, aunque pueda haber dado la sensación de que su rival estaba jugando muy bien, con puntos rápidos, él tuvo opción de ganar todos los juegos hasta el 0-4. Una vez superado el primer set dijo que su objetivo era "parar la sangría" y buscar soluciones, y para ello se echó más atrás y apostó por jugarle más sobre su revés, pues estaba "inspiradísimo" con su derecha.

ARRUABARRENA. A CUARTOS

Lara Arruabarrena dio la sorpresa al ganar en un partido lleno de lucha a la estadounidense Madison Keys, octava cabeza de serie, por un doble 7-5, y pasó a la cuarta ronda del Premier Mandatory de Miami.

En el primer set, aguantó la donostiarra los ataques de la jugadora local, que fracasó en sus diez intentos de quiebre.

VERDASCO VENDE CARA SU DERROTA ANTE NISHIKORI

El Masters 1.000 de Miami acogió un buen espectáculo tenístico de tercera ronda entre Fernando Verdasco y Kei Nishikori en el que cada uno se llevó un desempate antes de que todo se resolviese en favor del japonés por 7-6(2), 6-7(5) y 6-1 en 2 horas y 44 minutos.

El español, número 30 del mundo, luchó con todas sus armas para dominar en varios tramos del partido a Nishikori, cuarto del ránking de la ATP, al que jugó en igualdad de condiciones sobre la pista dura de Miami. El español se repuso de un mal inicio en el que perdió el saque y rompió dos veces el de su rival más tarde para poner en jaque a uno de los mejores jugadores del mundo.