Nadal se queda sin final en Shanghai

Cae ante Tsonga por 6-4, 0-6 y 7-5: "Tsonga fue un poquito mejor que yo, no mucho"

Djokovic pasa por encima de Murray (6-1 y 6-3)

deportes

| 17.10.2015 - 15:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Rafa Nadal ha caído eliminado en las semifinales del torneo de Shanghai (China), octavo y penúltimo Masters 1.000 de la temporada, después de perder ante el francés Jo-Wilfried Tsonga en tres sets (6-4 0-6, 7-5), que se jugará el trofeo ante el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, que pasó por encima de Murray (6-1 y 6-3).

El partido no comenzó bien para el español, que comenzó por detrás, tanto en el marcador como en cuanto a sensaciones y ritmo. Un acertado Tsonga llevaba el mando del partido. Muestra de ello fue que nada más empezar estuvo a punto de romper el primer saque del balear. Y es que el tenis es un deporte de calidad, pero también de motivación, donde influye mucho el ánimo. El francés salió con su saque potente, su rapidez e hipermotivado, siendo muy superior al exnúmero uno del mundo.

PRIMER SET PARA TSONGA

En el primer juego, el mallorquín salvó dos oportunidades de break del galo tras un 15-40. La experiencia del actual número siete del mundo le bastó para salvar los muebles, al menos en este primer round. Tsonga hizo lo propio y no fue menos, pero la sensación era que al francés le costaba mucho menos cumplir con su saque. Prueba de ello fue el juego en blanco del número 15 del ránking mundial, en el empate a dos (2-2).

Al manacorense, con varios fallos consecutivos, se le puso muy cuesta arriba el quinto juego. Tras dos potentes saques pudo salvar dos puntos de quiebre e igualar el marcador, pero finalmente Tsonga, más acertado, hacía un gran passing para lograr el primer break del partido y ponerse por delante. Esta rotura le dio seguridad al galo y tras un buen juego con dos aces incluidos, ponía el 2-4 en el electrónico.

Un gran noveno juego por parte de ambos tenistas se declinaba para el español (4-5). En el último juego, el francés hizo correr de lado a lado a Nadal, matando el set con puntos logrados en saque directo (seis 'aces' por cero del manacorí). Demasiada diferencia en el juego, con fallos no habituales del balear, que no tenía velocidad ni fue capaz de dar con sus golpes ganadores. Muchos errores que daban el primer parcial al francés (4-6).

6-0 PARA NADAL

La segunda manga fue otra historia bien diferente. Nadal despertó y consiguió cerrar el primer saque sin dificultad, tras un gran inicio con 0-40. Y por fin llegó el break del balear, cuando más lo necesitaba para sentirse superior al rival. Comenzaba a mandar en el luminoso con tres juegos a cero en un gran comienzo donde los reveses esta vez sí entraban.

El francés, que ocupa el decimoquinto lugar en el clasificación mundial, no fue capaz de conseguir ni un solo juego en este segundo set. Demasiados errores no forzados (21 en total) con doble falta incluida para dar este regalo al manacorí, que tan sólo hizo un fallo no forzado.

El tercer set, no apto para cardíacos, fue un toma y daca, con los dos tenistas muy concentrados en busca de la final. Fue sin duda el juego más igualado, en el que Nadal estuvo cerca de romper el octavo juego con un 30-0 inicial, pero que su oponente salvó tras ganar cuatro bolas seguidas. Finalmente, fue el francés quien rompió el saque (5-6), y levantó al público salvando un punto imposible en la red tras tirarse al suelo, para seguidamente llevarse el partido.

"TSONGA FUE UN POQUITO MEJOR QUE YO, NO MUCHO"

"He perdido contra un tenista que ha jugado muy bien y le felicito", afirmó, aunque sólo "fue un poquito mejor que yo, no mucho, pero sí un poquito, y por eso está en la final", dijo del francés Jo-Wilfried Tsonga.

El español reconoció que "al principio hice unos malos seis primeros juegos", en los que el francés "tuvo demasiadas veces la ventaja sobre el punto, y estuvo en mejores posiciones que yo, por eso es por lo que fue difícil para mí el primer set".

Con todo, su derrota "no ha sido ni por ansiedad, ni por haber tomado malas decisiones, ni por haber jugado cobarde", insistió: "he hecho lo que creía que tenía que hacer, especialmente he tenido la cabeza bien como para rectificar después de los primeros seis juegos, y he cogido la iniciativa, he jugado delante".