Nadal se mete en 'semis' en Miami tras ganar a Sock

Ganó al estadounidense por 6-2 y 6-3: "Jugué valiente y gresivo ante un jugador que le pega muy fuerte y con mucho efecto y es peligroso si domina"

Nadal, el único Top 5 que sale vivo de la jornada en Miami

Fognini derrota a Nishikori por 6-4 y 6-2

deportes

| 30.03.2017 - 09:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

Rafa Nadal fue el único de los primeros cinco cabezas de serie que jugaban hoy que se clasificó para las semifinales del Abierto de Miami tras las derrotas del japonés Kei Nishikori (2), la rumana Simona Halep (3) y la alemana Angelique Kerber, número uno de la WTA.

Nadal dio una nueva muestra de tenis robusto ante el peligroso tenista estadounidense Jack Sock, al que superó con solvencia por 6-2 y 6-3.

El quinto cabeza de serie del torneo pronto se puso 3-0 en el primer set ante un rival que no encontraba la forma de que sus cañonazos descentrasen a un balear que mantuvo la solidez que ya mostró en la víspera ante Nicolas Mahut. Tras cerrar el primer set, Sock estuvo muy cerca de abrir una brecha en el marcador con 0-2 y 0-40, pero el balear reaccionó, con ayuda del de Kansas City que se desconcentró, y ganó los siguientes cinco juegos.

En declaraciones a la prensa, el español destacó que optó por jugar "valiente" y "agresivo", aunque eso le supusiese cometer errores, antes que permitir que Sock dominase el punto, lo que le hacía muy peligroso.

FOGNINI, RIVAL DE NADAL

Su rival en semifinales será el italiano Fabio Fognini, que logró su primera clasificación para una semifinal de un Masters 1.000 al derrotar al segundo cabeza de serie del torneo, el japonés Kei Nishikori, por 6-4 y 6-2 en apenas 68 minutos. Nadal dijo de Fognini que es "muy rápido", con un revés y una derecha de "gran talento", al tiempo que "solido y agresivo", por lo que esta semifinal en Miami supondrán un "buen test" y un "desafío".

El tenista transalpino, 40 de la ATP, aunque entre 2013 y 2015 estuvo dentro del Top 20, aprovechó el mal día del finalista en Miami el año pasado, que cometió 23 errores no forzados, para apenas 10 golpes ganadores. Fognini, el único no cabeza de serie vivo en el torneo, aseguró tras el partido que está feliz con su trabajo esta semana en Miami y el juego que está desplegando.

Señaló que su rival falló muchas bolas con su revés, quizás por molestias físicas en su "muñeca", debido a las duras "condiciones" de juego en Miami, donde la humedad hace que la pelota pese más que en Indian Wells, el pasado torneo.

Sobre su partido, Nishikori, que el lunes bajará del quinto al séptimo lugar de la ATP, dijo que el italiano no jugó "extremadamente bien" y que la derrota se debió a que él mismo cometió "demasiados errores no forzados" y su servicio no estuvo tan acertado como suele, y descartó motivos físicos.

CUADRO FEMENINO

En el cuadro femenino se conocieron las dos restantes semifinalistas, la británica Johanna Konta y la estadounidense Venus Williams, que buscarán un puesto en la final este jueves. La otra semifinal la disputarán el mismo día la checa Karolina Pliskova (2) y la danesa Caroline Wozniacki (12), que lograron su pase este martes.

Venus Williams dio cuenta de la número uno de la WTA, la alemana Angelique Kerber, por 7-5 y 6-3, en un partido el que no dejó apenas respirar a la germana, que estuvo a la defensiva y no logró imponer su ritmo de partido.

La estadounidense se sobrepuso de su mala noche en el saque (sólo pudo poner en juego el 48 % de sus primeros servicios) con una mayor agresividad y acierto (32 golpes ganadores, por 22 de Kerber).

Venus dijo en conferencia de prensa que controló el partido, aunque reconoció que tuvo "más errores" y un "menor porcentaje de primer servicio" de lo que desearía. Por su parte, Konta ganó en el primer partido de la jornada a la tercera cabeza de serie del torneo floridiano, la rumana Simona Halep, por 3-6 y 7-6(7) y 6-2, y se convirtió en la primera británica en alcanzar las semifinales en Miami.

Halep, la quinta mejor jugadora del mundo, sirvió para ganar el partido tras hacerse con el primer set, pero Konta le rompió el servicio en el momento justo y quedaron abocadas a un desempate que se llevó la 11 de la WTA.

El impulso que llevaba la campeona del Abierto de Sydney le llevó a volver a tomar la iniciativa del juego en el tercer set, y en el quinto rompió el saque de la rumana, que tampoco pudo mantener su saque en el séptimo (2-5), y con ello la victoria.

Konta explicó a la prensa que su táctica funcionó y que el hecho de haber jugado, y ganado a la rumana con anterioridad, le permitió saber cómo jugar, pero que la clave fue "adaptar" su plan de juego a las circunstancias del juego y "pelear".