Nadal, a la final del Godó tras derrotar a Zeballos

Ganó 6-3 y 6-4 para disputar su decima final del torneo barcelones ante Thiem, que sorprendio a Murray

Thiem venció por 6-2, 3-6 y 6-4 para disputar su primera final: "Será un gran honor jugar la final contra Nadal"

Murray: "Thiem jugó fuerte, duro, yo empecé a mejorar pero fallé un par de tiros claves"

Nadal y la final ante Thiem: "Es un partido difícil, o juegas muy bien o no lo vas a ganar"

Rafa Nadal

deportes

| 29.04.2017 - 16:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rafa Nadal ha ganado al argentino Horacio Zeballos (6-3 y 6-4) en semifinales del Trofeo Conde de Godó para acceder a su décima final en Barcelona sin ceder un solo set en todo el torneo y buscará su décimo entorchado ante el austríaco Dominic Thiem en una a priori reñida batalla visto el rendimiento de ambos en el RCT Barcelona-1899.

Nadal, sobrio al servicio, no dio oportunidad alguna a Zeballos para romperle el saque y por contra aprovechó dos breaks, uno en cada set, para obtener el billete para la final en la que buscará seguir haciendo historia de un torneo y de un club, el RCT Barcelona-1899, que, como homenaje, decidió poner su nombre a la pista central.

QUINTA FINAL

Nadal jugará su quinta final en este 2017, tras ganar el Masters 1.000 de Montecarlo sobre Albert Ramos (6-1 y 6-3) y perder las del Open de Australia -contra Roger Federer (4-6, 6-3, 1-6, 6-3 y 3-6), Acapulco -contra Sam Querrey (3-6 y 6-7[3])- y el Masters 1.000 de Miami -de nuevo ante Federer (3-6 y 4-6)-.

Son tres los duelos previos entre Nadal y Thiem, con dos victorias para el español y siempre sobre tierra batida. El primero, en Segunda Ronda de Roland Garros 2014, se lo llevó Nadal (6-2, 6-2 y 6-3), así como el último, en octavos de final del Masters 1.000 de Montecarlo 2016 por 7-5 y 6-3. No obstante, en las semifinales de Buenos Aires 2016, Thiem demostró ser capaz de ganar al considerado como 'rey de la tierra' al vencerle por 6-4, 4-6 y 7-6[4].

THIEM SOPRENDE A MURRAY

El austríaco Dominic Thiem se clasificó para su primera final del Trofeo Conde de Godó, al derrotar al número uno mundial, el escocés Andy Murray, por 6-2, 3-6 y 6-4, en dos horas y catorce minutos de partido.

Thiem, cuarto cabeza de serie del torneo y noveno jugador del ránking mundial, llevó en todo momento la iniciativa del juego ante Murray, que acabó desfondado ante el potente repertorio de golpes de su rival. El austríaco exhibió todo su potencial desde el primer punto.

SACANDO A PALOS

Rompió el servicio de Murray en el primer juego y también en el quinto, para mandar por 4-1, y cuando el británico le devolvió uno de los robos para colocarse 4-3, el austríaco volvió a romper el saque de su rival para cerrar el primer set por 6-2.

Thiem estaba sacando a palos de la pista al número 1. Murray se defendía como podía y, cuando se sentía inferior en el intercambio, intentaba acabar el punto con una dejada, su mejor arma. Thiem ganaba fácil su saque y él tenía que sudar cada punto para mantener el suyo, pero la tendencia cambió cuando, con 3-3 en el marcador, el austríaco desperdició una bola de break y perdió su saque en el siguiente para acabar cediendo el segundo parcial por 6-3.

MURRAY, CANSADO

El tercero empezó con ambos rivales rompiéndose el servicio mutuamente. Thiem tuvo otra bola de break para ponerse 3-2, pero lo falló. Logró rompérselo dos juegos más tarde, pero lo volvió a perder en el siguiente. El tercer set se fue al 5-4 para Thiem y saque para Murray. Parecía que el choque acabaría en el tie-break, pero el escocés, más cansado que su rival tras jugar ayer un intenso partido de tres horas ante Albert Ramos, acabó fallando un bola fácil para el 40-30.

El austríaco tenía bola de partido. Murray fue valiente y se la jugó con el saque y volea, pero Thiem neutralizó al subida a la red del británico con un globo que éste devolvió fuera. Su enorme partido de tendrá premio: su primera final en Barcelona.