Nadal buscará su noveno título en Montecarlo ante Monfils

Remonta ante Murray (2-6, 6-4, 6-2): "Es una semana muy importante para mí, estar de nuevo en una final en Montecarlo, ganar a rivales muy duros"

Monfils se impuso a Tsonga (6-1, 6-3)

Nadal disputará su final número 100

Rafa Nadal

deportes

| 16.04.2016 - 17:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rafa Nadal se ha clasificado para su décima final del Masters 1.000 de Montecarlo, tercero de la temporada, después de superar al escocés Andy Murray (2-6, 6-4, 6-2), y buscará este domingo su noveno título en el Principado ante el francés Gaël Monfils, que se impuso a su compatriota Jo-Wilfried Tsonga (6-1, 6-3).

Nadal, que arrolló el viernes en cuartos de final al suizo Stanislas Wawrinka (6-1, 6-4), comenzó el duelo concentrado y defendió incluso una bola de break en contra en el segundo juego. Sin embargo, las dudas comenzaron a azotarle en el sexto juego, en el que en su segunda pelota de rotura el británico consiguió su primer quiebre del duelo, en su tercer intento.

DE MENOS A MÁS

Murray empezaba a poner bolas de esquina a esquina y muy pegadas a la línea ante las que el manacorí sufría en exceso. Así, en el octavo juego perdió la manga después de que el escocés confirmarse el break y tras 50 minutos de juego. Lejos de desconectarse, Nadal inició la segunda manga con una rotura que rescató sus gritos de aliento, y a pesar de que en el siguiente juego Murray respondió. La dinámica había cambiado y el balear ya no sufría.

En el séptimo juego, el ocho veces campeón en Montecarlo, en su segunda oportunidad, quebró el servicio del segundo favorito para encarrilar un set que se acabaría llevando en algo más de una hora.

Todo quedaría para el definitivo tercer parcial, que no pudo inaugurarse de mejor manera para el español. Una rotura inicial dio alas a Nadal, que no sufrió ningún intento de rotura y que en el quinto juego, con un nuevo break, se encaminó hacia la victoria. En el séptimo, el balear desaprovechó hasta cuatro bolas de partido, pero en la quinta, después incluso de dos posibilidades de rotura para Murray, se metió en la final.

De esta manera, el manacorí buscará su noveno título en Montecarlo, en una arcilla en la que solo sucumbió en la final en 2013, cuando cayó ante el serbio Novak Djokovic, actual número uno del mundo.

Su último obstáculo hacia el noveno entorchado será el francés Gaël Monfils, verdugo en cuartos de final del barcelonés Marcel Granollers, que se impuso en un duelo fratricida a Jo-Wilfried Tsonga (6-1, 6-3).