Nadal, autocrítico: "Aceptar o morir"

"Si no quiero ser un jugador vulgar, mi derecha no debe ser vulgar"

Nishikori: "Es una pena que Nadal ya no esté en el Godó"

Carla Suárez accede a cuartos de final en Stuttgart

Rafa Nadal

deportes

| 24.04.2015 - Actualizado: 16:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rafa Nadal, ha calificado, después de caer eliminado en los octavos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, de "vulgar" su golpe de derecha ante el italiano Fabio Fognini (6-4 y 7-6), en un partido en el que no ha podido "dar continuidad" a la mejora mostrada en Montecarlo.

Si el año pasado fue Nicolás Almagro el que le eliminó en los cuartos de final, esta vez ha sido el italiano Fognini, número 31 del ránking ATP, el que ha acabado en octavos con las aspiraciones del ocho veces campeón del Godó.

TRISTE

"Estoy triste porque sentía que tenía la posibilidad de darle la continuidad al juego que había realizado en Montecarlo", ha explicado el balear, quien ha reconocido que ha jugado "mal" al no conseguir ser "agresivo" ante un rival que, en su opinión, "ha sido mejor". En este sentido, ha sido muy autocrítico con su derecha: "A día de hoy, no consigo impactar la bola como la tengo que impactar. Si no quiero ser un jugador vulgar, mi derecha no tiene que ser vulgar".

Sobre el partido, ha lamentado no haber mantenido la ventaja conseguida en el segundo set, cuando ha realizado dos roturas de servicio. "Teniendo dos roturas en el segundo set, llegar al 5-5 es un desastre", ha apuntillado.

Por ello, no ha dudado en calificar de "golpe" la derrota sufrida en Barcelona, si bien ha puntualizado que "no queda más remedio que aceptar (la derrota) o morir", ya que quiere "seguir adelante" para afrontar lo que queda de temporada.

"Voy a trabajar para conseguir más oportunidades en el futuro. Los altibajos tarde o pronto verán su fin. He conseguido coger una línea de juego regular. Era una oportunidad para consolidarse, no ha podido ser, pero vamos a seguir", ha reiterado.

El objetivo tenístico del exnúmero uno del mundo es "recuperar la pista" cuando defiende y "atacar mejor", además de mejorar su revés y su derecha, un golpe que "si no se impacta con fuerza, no sirve de nada", ha enfatizado. Tras caer en el Godó, Nadal regresó a Mallorca antes de participar en el Masters 1.000 de Madrid, que se disputará durante la primera semana de mayo.