Nadal arrolla a Monfils y gana en Tokio

deportes

| 10.10.2010 - 10:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El tenista español Rafa Nadal, número uno del mundo, arrolló al francés Gael Monfils en la final de Tokio (6-1, 7-5), torneo de categoría ATP 500 disputado sobre superficie rápida, y prolongó una temporada sembrada de éxitos en la que ha conquistado siete trofeos en ocho finales.

Tras pasar un mal trago en semifinales frente al serbio Troicki, que llegó a disponer de dos bolas de partido, Nadal salió plenamente concentrado frente a Monfils e impulsado por 10.000 aficionados japoneses que le adoran y que le mantuvieron veinte minutos en pista firmando autógrafos tras la final.

Desde el inicio, el balear exhibió un juego potente y preciso desde el fono de la pista que desarboló a su rival, impotente ante el aluvión de juego que se le vino encima. Monfils, que se solo se ha impuesto en uno de sus ocho enfrentamientos con Nadal, solo pudo sumar un juego en el primer set, que pasó como un suspiro. De nada le sirvió al galo su 94 por ciento de primer servicio porque encajó tres 'breaks'.

Monfils le recuperó el pulso al partido en la segunda manga, que logró mantener igualada durante diez juegos (5-5) apoyado en los siete 'aces' que sumó. Sin embargo, una bola que mandó a la red fue el error que exprimió el manacorí para lograr la rotura de servicio (6-5) y cerrar después la final con su saque tras 77 minutos.

Tras perder la semana pasada en semifinales de Bangkok frente a Guillermo García-López, Nadal recuperó el sabor de la victoria en su primer título desde el Abierto de Estados Unidos, donde completó el 'Grand Slam'. En su primera participación en Tokio, alzó el 43º título de su carrera y elevó hasta un impresionante 66-8 su balance de victorias y derrotas este curso.

Con este nuevo éxito, el número uno mundial afronta plagado de confianza el Masters 1.000 de Shanghai, que comienza este lunes y donde debutará frente al francés Gilles Simon o el suizo Stanislas Wawrinka.