Mourinho y Guardiola prohíben a sus campeones ir al Príncipe de Asturias

deportes

| 15.10.2010 - 13:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha anunciado que no permitirá a sus jugadores internacionales españoles campeones del mundo asistir a la ceremonia de entrega de los Premios Príncipes de Asturias.

La selección española de fútbol ha sido galardonada con el Premios Príncipes de Asturias de los Deportes 2010, pero el entrenador luso ha reiterado que sus futbolistas no podrán asistir a la gala que se celebrará el vienes 22 de octubre.

El Real Madrid juega un día después en el Santiago Bernabéu ante el Racing de Santander en partido de la octava jornada liguera y Mourinho respondió con un contundente "no" a la pregunta de si iba a dejar a sus futbolistas estar en la ceremonia.

Además, al ser repreguntado volvió a contestar "no" en dos ocasiones, recalcando que la cuestión "no" es negociable ni aunque Casillas sea el capitán de la 'Roja'.

Guardiola no permitirá que los internacionales del Barça vayan a la gala

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, acaba de anunciar que los internacionales españoles del conjunto azulgrana no asistirán el próximo viernes día 22 a la entrega del premio Príncipe de Asturias del deporte a la selección española, reciente campeona del mundo de fútbol.

Igual que ha hecho horas antes el técnico del Madrid, Jose Mourinho, Guardiola ha argumentado que su equipo juega en Zaragoza el sábado y que los internacionales españoles "no podrán asistir el día antes" a la gala en Oviedo.

Guardiola entiende "que el premio es muy importante para la selección española", pero ha subrayado que sus jugadores un día antes, por la norma que impera en el club, no podrán asistir al acto de la recogida del premio.

Este año el Barcelona ya rechazó viajar a Madrid para recoger los premios Zamora y Pichichi, aunque en este caso fue porque programó un entrenamiento el mismo día.