Mourinho escuchó silbidos por primera vez en el Bernabéu

deportes

| 23.01.2012 - 17:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El entrenador del Real Madrid, el portugués Jose Mourinho, se mantuvo aparentemente tranquilo ante los pitos en contra que tuvo de la afición del Real Madrid, y señaló que puede que algún día pueda responder con fútbol y "sean ellos (afición) la que se quede triste".

"Zidane ha sido pitado aquí. Ronaldo y Cristiano Ronaldo, Bota de Oro, han sido pitados aquí. Por qué no puedo ser pitado yo? No es un problema para mí. Zidane respondió con su fútbol y los otros, Ronaldo y Cristiano, también. Puede ser que un día yo pueda responder y se queden tristes ellos", dijo el preparador del Real Madrid.

"No pasa nada. Hay una primera vez para todo. Nunca me ha pasado en mi vida. Hay una primera vez para casi todo y me ha pasado. No pasa nada", añadió en relación a los silbidos de la grada.

Mourinho descartó que esta semana, tras la derrota ante el Barcelona en la Copa del Rey, haya sido dura para él.

"¿Dura para mi? He perdido un partido el miércoles y el viernes estaba trabajando otra vez en este partido. Ganamos y ¿por qué va a ser dura?, dijo, sin querer valorar lo publicado por el diario Marca, que desveló problemas en el seno del vestuario. "No leo Marca. No sé lo que pone. Menos aún un día de partido, y en el lugar y el día de concentración".

"Cada club tiene su cultura y su historia. Yo no he nacido madridista, soy un profesional que quiere defender este club con sus cualidades. Yo no he pedido entrenar al Real Madrid. Fue él el que me pidió entrenar a él. La relación fantástica que tengo con el presidente y la directiva saben que no van a tener ningún tipo de problema. Hago mi trabajo y no pasa nada. Si pitan en un club donde no pitan a nadie, como el Chelsea, que no pita ni a sus rivales, sería difícil de aceptar. Pero en una casa en la que pitan a los más grandes del mundo, qué voy a decir", añadió el técnico, que rechazó explicar los cambios en la alineación y el sistema.

"No tengo que justificar las decisiones y menos a la prensa. Cuando se pierde hay un padre y cuando se gana hay muchos. Por eso hay muchos padres hoy. No pasa nada. Mañana es lunes", dijo el técnico, que restó importancia al hecho de no haber salido del banquillo en todo el partido.

"Puedo no venir a las ruedas de prensa si el equipo gana pero siempre vengo si pierde. Igual en el campo. Si ganamos no tengo que salir. Si pierde siempre estoy ahí. Las victorias son para los demás", agregó Mourinho, que negó estar atravesando el peor momento desde que está en el Real Madrid.

"Nunca había sido líder con cinco puntos de ventaja. Copa del Rey hay un partido para jugar y si nos eliminan no es con el Alcorcón, sino por el Barcelona, seguimos en Liga de Campeones. No tengo momentos difíciles pero sí nuestro compañero Oscar Ribot (jefe de prensa del Real Madrid, que ha perdido a su padre en las últimas horas), agregó Mourinho.

Sobre el partido, el entrenador del Real Madrid dijo: "El primer tiempo tuvimos errores defensivos por culpa de nuestro rival que tiene jugadores muy buenos con características especiales como Llorente y De Marcos que nos crearon problemas. Pero después hemos jugado bien. Ha jugado al fútbol bien y los problemas defensivos bajaron en la segunda parte y el equipo ganó con tranquilidad. Ha sido un partido para mí donde tenía siempre la sensación de ganar".

LOS JUGADORES LE DAN APOYO INCONDICIONAL

El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, y el defensa Álvaro Arbeloa apoyaron ciegamente a su entrenador, José Mourinho, que hoy escuchó los primeros silbidos del Santiago Bernabéu, y aseguraron que "el que silba" al técnico portugués lo hace a todos los jugadores.

Casillas dio la cara tras el triunfo ante el Athletic Club para defender la figura de su entrenador. "Cualquier pito hacia cualquier compañero o entrenador es generalizado. Tenemos que hacer ver a la gente que hay que estar unidos. Equipo y afición. Es lo que nos dará resultados".

"Estamos en el Bernabéu y cualquier silbido nos repercute a todos. Hay que llamar a la afición, porque si quieren celebrar títulos y ganar la liga el 13 de mayo hay que estar unidos", añadió.

El mismo mensaje mostró Álvaro Arbeloa, que aseguró que los culpables de la derrota del clásico fueron los jugadores. "Los pitos a Mourinho son también pitos para nosotros. Es injusto hacer responsable a un entrenador del partido del miércoles pasado. Los principales responsables somos nosotros, que somos lo que estamos en el campo".

Para Arbeloa, los silbidos de un sector de la afición en los últimos minutos del partido de hoy a Mourinho son consecuencia de la crítica que ha recibido por su planteamiento ante el Barcelona.

"No sé si me han causado sorpresa o no. Ha sido una semana en la que desde los medios se ha atacado mucho al mister y nosotros nos hemos librado de esa crítica que nos merecíamos", sentenció.