Montoya protagoniza un choque histórico en Daytona

El vehículo que iba cargado de combustible explotó

Matt Kenseth ganó por segunda vez

deportes

| 28.02.2012 - 09:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El piloto estadounidense Matt Kenseth ganó el martes de madrugada la prueba de la 55 edición de las 500 Millas de Daytona, la primera gran prueba automovilística del año dentro de la competición NASCAR de la Copa Sprint.

Kenseth, de 39 años, consiguió su segundo título de campeón al no permitir que Dale Earnhardt Jr. le pudiese superar en la línea de meta en la prueba más accidentada y maratoniana que se recuerda en sus 54 años de historia.

El nuevo campeón tuvo la ayuda inestimable de Greg Biffle, su compañero del equipo "Roush Fenway Racing", que se colocó detrás de él para no permitir que Earnhardt Jr. pudiese superarlo en las dos últimas vueltas extras que se dieron después que se tuviese que parar la prueba con tres para el final por otra señal de precaución tras otro choque múltiple que se dio.

La prueba, que se conoce como "La Gran Carrera de América" y que se disputó un día después debido a la lluvia que cayó el domingo sobre el circuito de Daytona International Speedway, vivió también un aplazamiento de más de dos horas por la explosión e incendio que generó el choque del coche de colombiano Juan Pablo Montoya, en la vuelta 160, contra un camión de secado.

El vehículo que iba cargado de combustible explotó y generó un auténtico infierno nunca visto en una prueba automovilística en Estados Unidos.

Montoya, que confirmó que su casco resultó dañado por el fuego y le dolía un poco el pie derecho, explicó que sintió una vibración en su coche antes del accidente, cuando perdió el control del mismo.

"Me he golpeado contra un montón de cosas, ¿pero contra un camión secador? mientras la carrera estaba parada por la señal de precaución jamás", destacó Montoya. "Simplemente, me parecía muy extraño, y como estaba hablando a través de la radio con el equipo, el coche giró a la derecha".

"Cuando piensas que has podido ver todo en la competición se da algo como esta noche que jamás se te pasa por la imaginación", declaró el presidente de la NASCAR, Mike Helton.

El accidente forzó a que el personal de mantenimiento después de sofocar el incendio limpiasen toda la pista y le pusieran cemento para cubrir los desperfectos que se hicieron en el pavimento.

El gran trabajo realizado por los operarios de la pista permitió que la carrera volviese a reanudarse después que el Florida ya era la madrugada del martes, para que todavía se diesen tres paradas más de precaución por choques múltiples que hicieron un final de 10 en toda la prueba.

Kenseth, que ya ganó la carrera en el 2009, fue el que se colocó primero después de la octava parada de precaución y ya no dejó el primer lugar para concluir la prueba que por primera vez en su historia tuvo que se aplazada y necesitó 36 horas hasta que pudo completarse.

El tercer puesto fue para Biffle, el cuarto lugar lo ocupó Denny Hamlin, el quinto fue para Jeff Burton y Paul Menard quedó en sexto lugar.

Martin Truex Jr. se llevó un premio de 200.000 dólares por ir primero en la prueba cuando se cumplieron las primeras 100 vueltas del recorrido.

Pero luego hizo bueno los resultados que muestran que desde 1992 cuando ganó la prueba Davey Allison, el líder de la primera mitad de la carrera no ha podido conseguir el triunfo.

La carrera, que por primera vez en su historia fue televisada en horario punta de la programación de noche por la cadena Fox Sports, comenzó con un choque masivo en la segunda vuelta que dejó fuera de la competición a Jimmie Johnson.

Junto a Johnson también se vieron involucrados en el choque, Trevor Bayne, el campeón sorpresa del año pasado, que defendía el título, y la piloto Danica Patrick, que ha dejado la competición de IndyCar para dedicarse por completo a la NASCAR dentro de la modalidad Nationwide y la Serie Sprint Cup.

J

ohnson, cinco veces campeón de las competición NASCAR, fue golpeado por detrás con el coche que pilotaba Elliott Sadler e hizo que perdiese el control para generar el primer accidente importante de una prueba que ya forma parte de la historia de las 500 Millas de Daytona.