Modric cierra el "cuarteto de oro" croata en las filas del Madrid

Anteriormente estuvieron Prosinecki, Suker y Jarni

deportes

| 28.08.2012 - 16:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La llegada de Luka Modric al Real Madrid cierra el círculo del que bien podría llamarse el "cuarteto de oro" croata en las filas del equipo blanco, junto con Davor Suker, Robert Prosinecki y Robert Jarni. Son cuatro jugadores que han llevado a su país a las mayores glorias futbolísticas, desde que la selección ajedrezada comenzó a disputar partidos internacionales tras el renacimiento de Croacia en 1991 como nuevo estado desvinculado de la antigua Yugoslavia.

Modric alcanzó la categoría de estrella internacional en la Eurocopa de 2008. Firmó un gol ante Austria y dio un recital en la victoria sobre Alemania por 2-1. En cuartos, ofreció otra exhibición ante Turquía, pero Croacia cayó en la serie de penaltis. Y él falló el suyo. Pese a todo, formó parte del "equipo ideal" del torneo ganado por España.

Su actuación atrajo la atención de varios clubes. Al final, fue traspasado por el Dínamo de Zagreb al Tottenham inglés por 27 millones de euros (33,8 millones de dólares), la venta más cara de un futbolista croata al extranjero.

En la pasada Eurocopa, Modric se tropezó con la selección española y, aunque hizo un buen partido, Croacia fue eliminada por "La Roja" en la fase de grupos. Modric estuvo en el Mundial de Alemania 2006. Entró en los duelos contra Japón (0-0) y Australia (2-2) y no estuvo en la derrota (1-0) ante Brasil. Croacia no pasó de la fase de grupos.

SUKER, PROSINECKI Y JARNI

Más lejos llegaron sus compatriotas Suker, Prosinecki y Jarni, sus predecesores en el Real Madrid, ya que en el Mundial de Francia 1998, el primero en el que participaba la nueva nación, condujeron al combinado nacional al tercer puesto, después de eliminar en octavos a la Rumanía de Hagi (1-0), otro jugador que vistió la camiseta blanca, y en cuartos a la Alemania de Klisnman (3-0).

En semifinales, Croacia perdió ante la futura campeona Francia (2-1), pero en la lucha por el tercer puesto se impuso a Holanda (2-1), con tantos de Prosinecki y Suker, que se proclamó máximo artillero del torneo con 6 goles.

Suker sigue siendo el máximo goleador histórico de Croacia, con 45 dianas. Fue también el gran animador de la selección que alcanzó los cuartos de final de la Eurocopa de 1996, donde cayó ante Alemania (1-2).

Los tres no pudieron reeditar el éxito en el Mundial de 2002, ya que no pasaron de la fase de grupos en el que fue su último Mundial. Suker tenía 34 años, Prosinecki 33 y Jarni otros tantos. Les acompañó en la despedida otra estrella, Alen Boksic, de 32.

Prosinecki militó en el Real Madrid (1991-1994), Oviedo (1994-1995), Sevilla (1996-97) y Barcelona (1995-1996). Suker jugó en el Sevilla (1991-1996) y en el Real Madrid (1996-1999), mientras Jarni lo hizo en el Betis de Sevilla (1995-1998), en el Real Madrid (1998-1999) y en Las Palmas (2000-2001).

De los tres, Suker fue el que obtuvo más triunfos con el Real Madrid, club con el que ganó una Liga y una Súper Copa españolas (1997), la Liga de Campeones (antigua Copa de Europa) y la Copa Intercontinental de 1998.

Prosinecki fue presentado en 1991, con 21 años, como el gran fichaje del Real Madrid, pero nunca pudo triunfar, aunque su clase deslumbró más de una vez. Procedía del "Estrella Roja" de Belgrado, con el que se coronó en 1991 campeón de Europa. Las lesiones limitaron su progreso como futbolista.

Jarni sólo estuvo una temporada en el Real Madrid, con el que ganó la Copa Intercontinental (diciembre de 1998). Otro jugador croata que pasó por la sociedad blanca fue Ior Jovicevic, que a los 17 años recaló en el Real Madrod, en cuyo filial militó varias temporadas, aunque sus continua lesiones frenaron su progresión.