Mireia Belmonte se cuela en su sexta final

"Es la última prueba así que hay que darlo todo"

Hoy Aschwin Wildeboer en la final de 50 m espalda (18.02) y Mireia Belmonte (19:14) en 400 estilos

deportes

| 04.08.2013 - 10:35 h
REDACCIÓN

Mireia Belmonte se ha colado este domingo en su sexta final, quinta individual, en los Mundiales de natación que se están disputando en Barcelona, después de conseguir el segundo mejor tiempo tanto en su serie como en el total de las tres carreras preliminares a la final de los 400 metros estilos, en donde no estará su compatriota Bea Gómez, quien terminó con el decimocuarto mejor tiempo.

En la última mañana de competición, la doble medallista en Londres saltaba a la piscina del Palau Sant Jordi por la calle cinco justo al lado de la húngara Katinka Hosszu, gran favorita en estos 400 estilos, quien en el inicio de la serie nadó por debajo del récord del mundo con Belmonte siguiendo su estela.

Así, Hosszu dominó la carrera de principio a fin con un tiempo de 4:32.72 y Mireia conseguía recortar distancias en los segundos 200 metros para terminar con 4:34.06, el segundo mejor tiempo que le sirvió para colarse en la final.

"Tengo que hacer siempre la segunda parte más rápida que la primera, me he encontrado muy cómoda todo el rato, así que estoy contenta. He hecho una buena marca, es mi última prueba y espero hacerlo bien esta tarde para cerrar bien el campeonato", reconoció Belmonte ante las cámaras de Teledeporte.

BEA GÓMEZ, FUERA

Por su parte, Bea Gómez terminó sexta en su serie con un tiempo de 4:42.78, en donde la estadounidense Elizabeth Beisel marcó el mejor tiempo (4:35.17). En una serie más lenta que la de Mireia, y después de dos de las favoritas, la china Ye Shiweny y la húngara Zsuzsanna Jakabos, saltaran a la piscina para buscar su pase a la final, finalmente Bea se quedaba fuera de esta final de los 400 estilos.

"Como siempre en la espalda me quedo atrás y, aunque recorté en al braza, no pude alcanzarlas. Es mi segunda mejor marca y estoy contenta. Me quedo con la experiencia de nadar un Mundial en casa. Ahora hay que aprender de los errores y aprender para el futuro", afirmó Bea Gómez.