Míchel: "Soy optimista, ser pesimista es justificar a los mediocres"

deportes

| 18.05.2011 - 17:02 h
REDACCIÓN
Más sobre: GetafeSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

José Miguel González, Míchel, entrenador del Getafe, aseguró hoy que es "optimista" de cara al vital partido que jugará su equipo ante la Real Sociedad por la permanencia, y añadió que todo lo contrario, ser pesimista, "es justificar a los mediocres".

En una entrevista concedida a Onda Madrid, el técnico del conjunto "azulón" analizó la situación de la escuadra madrileña en el momento más importante de la temporada. En ella, se mostró convencido de que el Getafe podrá lograr la permanencia en Primera División.

"Soy un tío optimista. Si eres pesimista justificas a los mediocres. Creo a los jugadores. Por la situación que sea, creo que tenemos muchas opciones respetando a la Real Sociedad. Creo que lo vamos a hacer y vamos a estar en Primera. Todo el mundo, en los foros y opiniones, todos dan como posible descendido al Getafe. Ganar en cualquier campo no es fácil, y otros también lo tienen que hacer", afirmó.

"Tengo motivos en los que me fijo para potenciar ese optimismo. En los últimos siete partidos, el equipo, excepto en el Bernabéu, un equipo sin nada, ha respondido. Ganando o perdiendo, hemos dado muestras de jugar para hacer algo más y sabiendo en qué tensión justa hay que jugar. Hay equipos que no esperaban estar en esta situación, como la Real, el Zaragoza o el Mallorca, pero es la realidad. Ganando un partido, estamos fuera", agregó.

También habló de la importancia real que tiene un entrenador en un club, y quiso dejar claro que son siempre los jugadores y una entidad que los respalde los que tienen protagonismo.

"Ese es el funcionamiento del equipo. ¿No tenéis curiosidad por ver a Guardiola o Mourinho en el Getafe? ¿Cómo trabajarían? ¿Con qué recursos? Son suficientes, pero de otro nivel. Por eso los entrenadores tenemos la importancia que tenemos. La importancia es siempre de los jugadores", aseveró.

Asimismo, se refirió a la Liga española, de la que dejó entrever que funciona de manera más caótica que el resto porque se permiten cosas que no son muy lógicas. Como ejemplo, puso los quince equipos que hay en ley concursal, de los que catorce son españoles. "El otro es de Inglaterra y lo descendieron", apuntó.

"Sé que hay especulaciones, comentarios y políticos que se suman a aparecer en el mundo del fútbol en tiempos electorales. Se hablan de maletines, de primas por ganar e incluso de primas por perder. Y no se habla de que muchos equipos que no pueden pagar sus jugadores, se dice que van a pagar primas", añadió.

"Es nuestro sistema, hasta ayer no me enteré de quién arbitra, o de cuándo jugamos. Voy para 50 años y todavía no he visto bajar a ningún club por no pagar. Esos clubes luego fichan y no pagan. Nos movemos en un terreno... estaremos de acuerdo en que a veces los recursos se resuelven cuando las ligas están resultas. Hay muchas familias detrás de todo esto. Quince clubes en ley concursal en el mundo del fútbol, 14 en España. En españa somos parte de ese espectáculo", insistió.

Además, recordó los momentos angustiosos que vivió el Getafe hace dos cursos, cuando se salvó en Santander en la última jornada. Para Míchel, aquel día puede servir de ejemplo para repetir el mismo éxito el próximo sábado.

"Sí sirve. Me quedo de aquello con que nosotros planteábamos las posibilidades del equipo y fueron esas las que no salvaron. No tuvimos ningún resultado paralelo favorable. En el anterior partido, con el Numancia, hablábamos de ganar para salvarnos. El Sporting empató en el último minuto en Pucela y Osasuna ganó en el Camp Nou. Tuvimos que ir a puntuar a Santander, territorio hostil para el Getafe. Es parecido", señaló.

Por último, reconoció que en el caso de que los resultados sean favorables a Getafe y Real Sociedad, jugar a empatar podría ser bueno para los intereses de los dos equipos: "Sería injustificable que cualquiera de los dos que están en el campo, prefiriesen el drama de alguno de los dos. Sería lo normal. No sería hacer ningún tipo de trampas. Lo entendería todo el mundo", concluyó.